Nacionales

1 de Mayo: Las luchas de la clase trabajadora de hoy

Empresarios y gobierno vienen cobrándole la crisis económica a los trabajadores. La violación de los derechos laborales, el recorte en lo social, son todos efectos de un acuerdo empresarios-gobierno.

Este busca mantener las ganancias de los empresarios exprimiendo a más no poder a los trabajadores para defender sus ganancias o aumentarlas.

También apunta a que el gobierno recorte los programas sociales para continuar pagando su eterna deuda a los bancos y siga eximiendo de impuestos a muchas empresas a pesar de la crisis fiscal.

Actualmente ningún partido se opone a esto. La mayoría (PLN, PUSC, ML) presiona para que se realicen ataques más duros contra los trabajadores.

El Frente Amplio es ambiguo ha sido y sigue siendo un importante sostén del gobierno en sus ataques y hasta hoy no ha roto su alianza con este para enfrentarlo.

Las dirigencias de los sindicatos del sector público se muestran sordas al espíritu de lucha de sus bases. Muchas continúan sentadas en la mesa de negociación y solo denuncian de palabra al gobierno para mantener su reputación sin preparar una lucha de verdad.

Hoy los trabajadores no encuentran ‘’cara en que persignarse’’, no hay nadie que alce la voz por sus derechos. Por eso es que desde el PT nos esforzamos en construir un partido que impulse y lleve a buen puerto las luchas que los trabajadores debemos asumir.

Es por eso que este 1ero de Mayo lo celebramos luchando por las banderas o exigencias más sentidas por el pueblo trabajador hacia la patronal y el gobierno.

Ni IVA ni Recortes

El gobierno ha venido recortando  la ayuda social del IMAS,  del Ministerio de Vivienda y Educación. Su objetivo es quitarle recursos al pueblo pobre,  para dedicarlos  a la deuda que tiene con bancos y empresarios y que hoy consume una tercera parte del presupuesto.
Otra expresión de estos recortes es el ataque contra los empleados públicos a sus derechos laborales y salariales conquistados y establecidos en las convenciones colectivas. Actualmente el gobierno está denunciando todas las Convenciones ante el Ministerio de Trabajo para recortar derechos como la cesantía  las anualidades; todo con el mismo propósito cobrarle la crisis a los trabajadores. 

 

Recortes de 12 mil millones al MEP: Construcción, reparaciones, personal de limpieza y seguridad. Recortes de 6380 Millones al PANI: Atención psicológica de 5000 niños.
Recorte en recepción de niños en Centros de Cuido 100 a 75
Congelamiento de números de beneficiarios. Disminución de 10 mil a 15 mil para 4 Ciclo

IVA. Solís también se encuentra impulsando un aumento en el Impuesto de Venta y su cambio a Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA). Con esto el trabajador no solo pasaría de pagar de un 13% a un 15% de impuesto por sus compras en apenas 2 años. También tendrá que pagar por toda una serie de servicios por los que hoy no paga impuesto como la luz y el agua. Para enfrentar estos ataques proponemos:

Unidad entre trabajadores públicos y privados contra todos los recortes y el IVA:

Debemos luchar unidos contra los recortes a programas sociales, a las conquistas de los empleados públicos y el IVA

Que se suspendan los pagos de deuda y se les cobre impuestos a los ricos

La falta de presupuesto del país ha sido provocada por la evasión fiscal de los empresarios, por los bajísimos o nulos impuestos que el gobierno les ha venido cobrando a sus millonarias ganancias y también por los altísimos préstamos que nos han puesto a pagar para tapar los huecos provocados por esto. Por eso que proponemos:

• Suspensión inmediata en el pago de la deuda: Ni un colón más para financiar a empresas que no pagan impuestos
• Más impuesto de renta para los capitales financieros y las empresas que lucren dentro o fuera del país
• Que las empresas de zona franca paguen impuestos
• Que los evasores fiscales respondan por sus deudas a Hacienda y la CCSS con su patrimonio ya

Que lo recaudado financie más obra pública y servicios que ayuden al pueblo a enfrentar la crisis

Proponemos que todo el dinero recuperado se invierta inmediatamente en construir y reparar carreteras, puentes, cárceles, viviendas, colegios, jardines de preescolar, hospitales, EBAIS, guarderías, comedores y lavanderías públicas, así como gimnasios y centros de arte y cultura.

Que se contrate todo el personal requerido en estos y así se combata el desempleo y se mejore la calidad de los servicios.

Por un alto a los despidos y a la violación de los derechos laborales

Los patrones están realizando una ofensiva para bajar el salario y los derechos de los trabajadores para mantener sus ganancias en media crisis.

Estos han venido manteniendo los salarios congelados frente a un creciente aumento en el costo de la vida y de los servicios públicos.

Algunas empresas afirman estar quebradas o se excusan en un ‘’mal momento’’ para despedir y mudarse a otro país para pagar menos. Otras, tengan o no problemas de ganancias, se aprovechan del temor al desempleo para obligar a sus empleados a aceptar menores salarios, a trabajar jornadas de 12 horas o más sin extras e incumplir los derechos laborales básicos.

Los más afectados por esto son las mujeres, los nicaragüenses y los trabajadores jóvenes ya que los patrones utilizan su sexo, nacionalidad y edad para pagarles salarios más bajos o incumplir con sus derechos laborales.

La gran mayoría de trabajadores tiene prohibido organizarse sindicalmente para defenderse de los despidos y abusos. El patrón utilizando herramientas como el despido o la deportación impone su propia ley como un dictador.

El patrón cuenta además con el favor del Ministerio de Trabajo, que no tiene la capacidad, ni le interesa verificar por ejemplo si una empresa está realmente ‘’a punto de quebrar’’ cuando decide despedir a sus trabajadores. Este tampoco está dispuesto, ni tiene los medios, para obligar a los patrones corregir sus incumplimientos y más bien termina encubriéndolos.

Al final el trabajador termina dependiendo de juicios confusos, largos y económicamente inaccesibles. Por eso es que urge que los trabajadores luchemos por:

Luchar por un 10% de aumento en salarios un congelamiento de los precios: Para enfrentar los efectos del desempleo, el alto endeudamiento de las familias y el costo de la vida los trabajadores debemos luchar por un aumento inmediato de todos los salarios, sean mínimos o no, y de las pensiones en un 10%. Tambien es urgente exigirle al gobierno un congelamiento en los precios de la canasta básica y una reducción en las tarifas de los servicios públicos como la luz y los pasajes de bus.

Prohibir la libertad del patrón para despedir sin justificación: El Código de Trabajo permite al patrón despedir a sus trabajadores sin una razón que lo amerite (robo, daño a la propiedad, negligencia, etc con tan solo pagarles la ‘’liquidación’’ . Esta facilidad de despido le permite al empresario dejar a los obreros en la calle para ir a ganar más a otro país o simplemente para producir lo mismo con menos personal que trabaje más allá de las 8 horas. También le permite desarmar cualquier intento de organización sindical.

Es necesaria una reforma en el Código de Trabajo que elimine esta libertad del patrón de disponer del empleo de sus trabajadores por meros cálculos de ganancias y por persecución antisindical.

Eliminar los obstáculos a la libre sindicalización y fundar sindicatos: En nuestro país existen una serie de obstáculos que impiden fundar sindicatos en la empresa privada. La Constitución impide a los nicaragüenses (y demás extranjeros) participar de política y dirigir sindicatos (Art 19 y 60). La lucha por fundar sindicatos en las empresas es una tarea urgente que la clase trabajadora pueda defender sus derechos y que ha sido abandonada por toda la izquierda. Desde el PT queremos retomarla y fortalecerla.

Combatir el desempleo mediante una reducción de la jornada laboral de 48 a 40 horas semanales: Actualmente la creación de empleos y los despidos dependen de si el patrón tiene ganancias o no. Por eso es que muchos empresarios trabajan con menos planilla de la que realmente necesitan y la hacen trabajar más de las 8 horas.

Nosotros creemos que es posible una política de empleo desde la perspectiva del beneficio de las grandes mayorías. Por eso luchamos para reducir la jornada laboral de ley a 40 horas semanales manteniendo los salarios. Esto permitiría eliminar el problema de las extensas y agotadoras jornadas laborales y generar nuevos empleos.

Defender el derecho de Huelga de la Reforma Procesal Laboral: Actualmente gobierno y la oposición impulsan cambios al Código de Trabajo que buscan poner requisitos que dificulten ejercer el derecho de huelga. Estos requisitos obligarían a los trabajadores a entrar en un proceso de conciliación con los patrones y el MTSS que duraría de 8 a 15 días y sin el cual no podrá ejercerse el derecho de huelga. También buscan aumentar la proporción de trabajadores necesaria para que la huelga sea legal y exigir que en algunos servicios públicos los trabajadores deban garantizar un plan de servicios esenciales que la haga inofensiva.

Escriba un comentario