Sindical

A luchar: Por una nueva dirigencia en APSE que enfrente al gobierno y la Alianza PLN-PUSC

En los últimos 15 años, APSE ha sido dirigido por la Tendencia Honestidad liderada hoy por  Beatriz Ferreto y a la que pertenece  la actual Presidenta Ana Doris González.  Esta tendencia surge a fines de los noventas y logró apartar de la dirección de la APSE al grupo dirigido por Mario Mondol,  reconocido militante del PUSC y uno de los dirigentes que traicionó la huelga de 1995 contra la reforma de pensiones.

Pese a la derrota de Mondol, la estructura de APSE se mantuvo casi intacta (salarios millonarios, privilegios en los puestos de representación, congresos como meros actos protocolarios, falta de una conciencia de clase, entre otros).   Pero, a pesar de ello, por ser una nueva dirección, y tener algún grado de independencia frente a los partidos tradicionales (PUSC, PLN), se ubicaron en oposición a varios planes de los gobiernos del PUSC y el PLN, impulsando huelgas importantes en mucho por la presión de las bases.

Con el gobierno Solís la dirección de APSE viene cediendo

La derrota del PLN en las pasadas elecciones y la elección de un gobierno del PAC, sembraron grandes expectativas de cambio en muchos sectores. Las dirigencias sindicales fueron las más entusiastas en el llamado al diálogo con el gobierno, confiando que por esa vía podrían detener la agenda de ataques que venía aplicando el PLN.

Los vínculos entre la dirigencia de APSE y el  Frente Amplio abonan esa confianza en Solís, ya que este partido tiene como estrategia colaborar con el gobierno; por eso mantuvieron sus acuerdos en la Asamblea durante la huelga del magisterio del año pasado, ayudaron al  gobierno a derrotar la huelga de SINTRAJAP y votaron junto al PAC la entrega de la ruta 32 a manos de la empresa china CHEC.  Su diputado por Puntarenas Carlos Hernández fue Secretario General de la APSE  (2011-2013),  su principal asesor legislativo se mantiene como coordinador de la APSE por Puntarenas y  el principal apoyo a su candidatura vino de Beatriz Ferreto.

Esto explica porque la dirigencia de APSE  se opuso a convocar la huelga por problemas de pago hasta que las bases la obligaron. La propia  Ministra de Educación Solís fue llevada al seno del Consejo Nacional, con una clara intención de llamar a la calma e impedir la huelga. Finalmente la huelga terminó en medio de amenazas de despido del gobierno y confiando en una “Comisión de Alto Nivel” que se mantiene hasta hoy pero que no resuelve ningún problema.

Desde las  bases de la APSE  hemos venido exigiendo más lucha frente a la pasividad y la confianza de la dirigencia en el gobierno.  Por eso decenas de colegios salimos por  cuenta propia a movilizarnos por los problemas de pago, también en marzo pasado desde la Asamblea de Presidentes de Base exigimos una primera movilización frente a los ataques del gobierno que se realizó el 24 de abril pese a que la dirigencia se opuso.

Honestidad no responde a la necesidad de luchar

Desde el año 2010 decidimos ingresar a Honestidad motivados principalmente por la presencia de valiosos compañeros  de base que luchaban desde sus regionales. Siempre cuestionamos el funcionamiento meramente electoral cada dos años y la centralización de las decisiones en un pequeño grupo, la poca discusión o el nulo control sobre la actuación los dirigentes nacionales electos por la tendencia, así como la actitud conservadora de los dirigentes ante cambios de fondo que la APSE necesitaba, por eso nunca  aceptamos ni nos propusimos para ocupar un cargo nacional por esa tendencia.

La  pasada huelga por problemas de pago nos confirmó que la actual dirigencia y la tendencia Honestidad como tal abandonaron por completo la lucha, evidenciando además su  incapacidad  para hacer frente a los ataques a los trabajadores  y el control antidemocrático ejercido desde la Presidencia a cargo de Ana Doris González.

Recuperar  la independencia del gobierno y luchar por una APSE más democrática

Nos  toca desde las bases recuperar la independencia frente al  gobierno y la movilización como herramienta de lucha. Eso es lo que estamos proponiendo al impulsar una nueva tendencia bajo el nombre de A Luchar, que en estas elecciones participa con una candidatura propia por la Fiscalía General.

En las elecciones también participa  la plataforma Cambiemos que reúne a varios grupos  que en el pasado estuvieron enfrentados y ahora aparecen unidos por un afán meramente electoral. Esta coalición  no representa ningún cambio,  inclusive varios de sus candidatos nacionales ya ocuparon puestos en la Dirigencia Nacional por Honestidad y fueron cómplices de lo que ha venido pasando.

Hay que avanzar hacia una transformación de la APSE que  debe estar basada en propuestas programáticas claras como las que estamos presentando  desde A Luchar.  Por eso los invitamos a sumarse a este nuevo espacio de organización y luchar por una nueva dirección en el sindicato.