Internacionales

Alianza Campesina del Norte se solidariza con la resistencia del pueblo ucraniano

La Alianza Campesina del Norte, organización que agrupa a más de 600 familias que luchan por tierra, expresó su solidaridad con la lucha de los trabajadores y el pueblo ucraniano que desde hace más de un mes combate la invasión de las tropas rusas.

En reunión celebrada el pasado 2 de abril, dirigentes de 6 ocupaciones campesinas de la zona norte expresaron su repudio ante las operaciones dirigidas por el gobierno sanguinario y capitalista de Vladimir Putin. De acuerdo con las personas líderes, los asesinatos, la violencia y los millones de refugiados son una muestra de cómo este gobierno se ensaña contra un pueblo históricamente oprimido.

“Lo que hace el gobierno ruso es una agresión criminal, de ningún modo se justifica esta ocupación que se ha dado en el país. El gobierno ruso es un gobierno represor, que está contra el pueblo, que oprime a diferentes naciones, como a Ucrania, y le está causando millones de muertes de obreros, obreras, mujeres, clase trabajadora en general. Por eso desde la Alianza repudiamos los ataques contra ese pueblo”, expresó Jessenia Barraza, dirigente de la organización.

Ante la ocupación rusa, la Alianza expresó su total apoyo a la lucha del pueblo ucraniano por su liberación y se distanció de toda posición pacifista o neutral. Esta organización por tierra para vivir y trabajar considera que es necesario rodear de solidaridad esta lucha porque una de las banderas de la Alianza es el apoyo a los diferentes conflictos que afectan a la clase trabajadora.

“Aquí no caben medias tintas, la Alianza está del lado del pueblo ucraniano y además llama a todos los grupos de la clase trabajadora a solidarizarse. Somos una sola clase en todo el mundo, por eso debemos expresar nuestro apoyo cuando este tipo de agresiones suceden”, manifestó Barraza.

La Alianza decidió realizar una campaña informativa en todas las ocupaciones que la integran, para que las bases conozcan lo que está pasando y muestren su apoyo. Como parte del apoyo material a la resistencia del pueblo ucraniano, se propuso organizar una colecta económica entre las familias campesinas de los diferentes asentamientos para enviar a las organizaciones de trabajadores de Ucrania, como el sindicato de Kryvoy Roy, para la compra de medicamentos y armas a la resistencia, como parte de una campaña internacional de soporte monetario.

Además, ese 2 de abril, las personas que asistieron a la reunión escribieron carteles con mensajes como “Fuera tropas rusas de Ucrania”, “Todo el apoyo a la resistencia” “Armas para Ucrania”, los cuales se compartieron en redes sociales en el marco de una jornada de manifestaciones en Rusia, contra la guerra.