Debate Internacionales

El Foro de Sao Paulo en Cuba

El Foro de Sao Paolo nació en 1990 como una respuesta desesperada del estalinismo a su descomposición. Surge en el mismo momento en que las masas derribaban a los regímenes estalinistas del Este de Europa y Rusia.

Durante algún tiempo se presentó como un “reagrupamiento de izquierda contra el neoliberalismo”, algunos lo creyeron, por ingenuidad o por cinismo. La Liga Internacional de los Trabajadores jamás participó ni creó expectativas sobre ese Foro.

Hoy, 28 años después, se reúne en Cuba. Si Rosa Luxemburgo se refirió a la socialdemocracia alemana como un “cadáver maloliente”, esta descripción se quedaría corta. “Una orgía de paramilitares y nuevos ricos, a costa de la sangre y el sudor de sus pueblos” sería la caracterización más precisa de lo que representa ese espacio, cuya misión básica en esta reunión es crear las condiciones ideológicas para rehabilitar a Lula, presentándolo como un perseguido político y no como lo que es: el líder de un partido político que orquestó uno de los mayores mecanismo de corrupción de la historia latinoamericana.

El segundo objetivo, el más macabro de todos, es justificar el paramilitarismo, la guerra sucia y los asesinatos del régimen de Ortega-Murillo, crear los argumentos para proteger y embellecerlo.
No son diferentes a quienes en los años sesenta se reunían para dar su apoyo a los regímenes de Somoza y Batista.

PD. No sabemos si hay una delegación costarricense en el Foro y si el Frente Amplio y el Partido Vanguardia Popular, que son quienes están afiliados a él, están participando del evento, como lo han hecho en 2015, 2016 y 2017.