Editorial

Elecciones municipales fortalecen al PT como opción socialista para luchar

Puesto de información electoral de Coquital, Los Chiles

El PT logró subir su votación en medio de unas elecciones poco democráticas y de mayor abstencionismo. Además captó nuevo activismo en distritos de gran concentración obrera.

Editorial, 09 ene (Partido de los Trabajadores) – El 7 de Febrero el Partido de los Trabajadores culminó su participación en las municipales. Sus candidaturas a la Alcaldía en Alajuela, Los Chiles, Puntarenas, San José y Curridabat, así como por regidores en Naranjo, Limón y Pococí superaron, en la mayoría de los casos, el porcentaje de votos conseguido en las elecciones del 2014.

 

  2014 (presidencial) 2014 (Diputados) 2016 (Alcalde) 2016 (Regidores)
San José (Central) 279 (0,18%) 994 (0,64%) 308 (0,6%) 385 (0,7%)
Alajuela (central) 308 (0,24%) 958 (0,76%) 275 (0,5%) 275 (0,5%)
Puntarenas (central) 109 (0,23%) 364 (0,75%) 150 (0,6%) 171 (0,6%)
Los Chiles 114 (1,87%) 235 (3,85%) 167 (3,9%) 179 (4,2%)
Curridabat 44 (0,13%) 139 (0,42%) 41 (0,3%) 51 (0,4%)
Naranjo 64 (0,30%) 183 (0,86%) N/A 132 (1,1%)
Limón 148 (0,42%) 266 (0,76%) N/A 35 (0,2%)
Pococí 197 (0,39%) 631 (1,25%) N/A 143 (0,6%)

 

Sumado a esto el partido logró atraer a gran cantidad de trabajadores interesados en construir una alternativa de lucha contra el capitalismo en sus barrios y en el país.

El objetivo del partido, echar raíces socialistas en barrios populares y atraer a sus vecinos para luchar por una resistencia unificada de la clase trabajadora contra los ataques del gobierno y los empresarios,  dio fruto.

La mejor expresión de ello fue el crecimiento del partido en importantes distritos obreros en los  que el PT priorizó su campana.

En Hatillo por ejemplo el PT tuvo una votación equivalente al 1,1% en regidores. En Tirrases de Curridabat, alcanzó un 0,8% también a nivel de regidores. Mientras que en el distrito de San Rafael de Alajuela  se obtuvo un equivalente al 1,6% a nivel de alcaldes. En la Rita de Pococí, por otro lado se obtuvo un 1%, mientras que en Naranjo centro se obtuvo un 1,4%.

Los ejemplos más claros de como el peso del partido crece en los distritos obreros fueron los de Los Chiles y Amparo del cantón de los Chiles, en los que el PT obtuvo un 4,9% y un 4,4% respectivamente. Al igual que en Manzanillo, distrito de Puntarenas Central en donde el partido obtuvo  un 4%.

Con esto el partido logró aumentar su influencia en barrios y distritos de gran concentración de trabajadores y deja montada una red inicial de activistas para las luchas que se vienen.

 Una victoria más en la construcción de una alternativa socialista para  la clase trabajadora

La participación en las municipales no solo dejó resultados electorales positivos para el partido sino que también representó un triunfo político para la organización.

En medio de unas elecciones más antidemocráticas que las nacionales, con un altísimo abstencionismo,  un  acceso menor a los medios de comunicación y un peso significativamente mayor del clientelismo a favor los partidos empresariales, el PT sostuvo e inclusive acrecentó su peso electoral.

“el PT ofreció  impulsar lucha popular y  medidas socialistas a nivel nacional que resuelvan la crisis económica a favor de los trabajadores”

Todo esto lo hizo sin un colón de empresarios ni de deuda política. Sus vallas, caravanas, propaganda y demás fueron financiados a base de las donaciones y el  trabajo voluntario de cientos de jóvenes y trabajadores a nivel  nacional.

En una elección en donde nadie denunció los ataques que los empresarios,  el gobierno y los diputados vienen aplicando en media crisis económica, el PT habló de poner a la municipalidad a impulsar sindicatos que defiendan a los trabajadores de la empresa privada y de cobrarle más impuestos a los ricos para generar empleo y obra pública.

En una elección  en donde los problemas comunes a todos los barrios, como el desempleo y la crisis de obra pública son abordados mediante promesas populistas  por los demás partidos, el PT ofreció  impulsar lucha popular y  medidas socialistas a nivel nacional que resuelvan la crisis económica a favor de los trabajadores.

Mientras la mayoría de los partidos decidió ignorar la epidemia de violencia machista que amenaza la vida de las mujeres trabajadoras, nuestro partido ofreció luchar por albergues y programas de empleo para que el Estado las proteja.

Mientras todos los partidos, del  Libertario al Frente Amplio,  decidieron ignorar a los cientos de miles de trabajadores nicaragüenses que el Estado Costarricense mantiene sin derechos. Nuestro partido se propuso para luchar desde la municipalidad por el derecho a la residencia gratuita, el voto y el seguro social de estos trabajadores.

Con su participación, el PT cosecha decenas de trabajadores convencidos de que votar y cambiar de alcalde no resolverá ninguno de los problemas de la familia trabajadora, y dispuestos a construir un partido para las luchas y el socialismo.