Editorial Nacionales

Frente Amplio hace posible acuerdo entre bloques para aprobar proyectos contra trabajadores

Foto: nacion.com

28 may (SocialismoHoy.com)- Luego que el 1 de mayo la Alianza Opositora se hiciera con el directorio legislativo, el llamado a enfrentar los proyectos que impulsaría el directorio provino del autodenominado “bloque progresista” compuesto por el PAC y el Frente Amplio.

Sin embargo, a escasas semanas de este llamado el panorama ha cambiado y los distintos bloques llegan a encontrar más coincidencias para pactar proyectos que son de interés para los empresarios del país.

Los proyectos de la alianza opositora

El acuerdo firmado por las Fracciones del PLN, ADC, Libertarios y los partidos cristianos pretendían colocar en primer lugar de la agenda los “proyectos de contención del gasto” antes de discutir los nuevos impuestos propuestos por el gobierno de Solís.

En esta propuesta de contención del gasto, colocaban en primer lugar el proyecto de ley 19.223, que unificaba una agresiva regla fiscal de recorte presupuestario y un proyecto de empleo público que desmantelaría todas las convenciones colectivas y derechos de los trabajadores del Estado. Las propuestas sobre empleo público de este proyecto, se basan en el proyecto 19.506 presentado por la diputada Sandra Pisk.

Este proyecto creó una serie de manifestaciones de los sindicatos de sector público del país, quienes actualmente se han dividido en dos bloques: un frente creado por confederaciones como la Rerum Novarum y Patria Justa, y por otro lado las organizaciones del BUSSCO.

La oposición a este proyecto viene además del gobierno, quien salió al paso solicitando eliminar la regla fiscal propuesta y que las fracciones de la Alianza valoren la regla fiscal que el mismo ejecutivo había propuesto anteriormente.

El presidente del directorio legislativo Antonio Álvarez Desanti aceptó el ofrecimiento del gobierno, por lo que a lo interno de la Alianza Opositora se discutió eliminar su propuesta de regla fiscal y pasar a discutir la de Solís.

Ante la reacción de los sindicatos sobre el proyecto, la fracción del PLN se reúne con los representantes sindicales y propone la posibilidad de retirar el proyecto 19.223 para discutir en una Comisión Mixta las reformas del empleo público y seguir trabajando sobre el proyecto de Sandra Pisk (19.506). Propuesta que fue bien recibida por el representante de ANEP, Albino Vargas, y del SEC Gilbert Díaz.

El proyecto 19.506 además cuenta con la aprobación de diputados del PAC y hasta la misma Patricia Mora del Frente Amplio ha declarado tener acuerdo con los recortes a la cesantía y anualidades que el proyecto representa.

“Bloque Progresista”: El IVA y el apoyo del FA a reforma de Empleo Público

El Frente Amplio se ha encargado de desviar todo el descontento popular hacia la Alianza Opositora, llamando a apoyar al PAC y al gobierno de Solís como “un mal menor” al que hay que respaldar.

En el pacto que firman el 1 de mayo, destaca el apoyo del Frente Amplio a la creación del Impuesto de Valor Agregado (IVA), que si bien en su propuesta no aumentaría el porcentaje del actual impuesto sobre las ventas, pasa a gravar una amplia lista de bienes y servicios que encarecerían la vida para los trabajadores.

Su actual propuesta de combate al déficit fiscal es pobre, dejando intactas las verdaderas causas de la quiebra del Estado con tal de no tocar el bolsillo de los empresarios; pero sí recargando sobre los trabajadores el grueso de los nuevos impuestos.

Por otra parte, las declaraciones de Patricia Mora y Edgardo Araya en relación al proyecto de Ley de Empleo Público 19.506 son más que vergonzosas. La diputada Mora ha declarado públicamente su apoyo al proyecto, que según especifica “viene trabajando en comisión junto con Sandra Pisk”. Ella destaca como principales aportes poner un tope de 8 años a la cesantía de los trabajadores del estado y limitar igualmente el pago de anualidades.

En tanto que Edgardo Araya como nuevo jefe de fracción, se limita a dar el apoyo necesario a Mora y a cuidar su pacto con el PAC.

Ante el llamado del gobierno de Solís de priorizar los proyectos de contención de gasto público (tal como lo solicitaba la Alianza de Oposición), los diputados de ambos bloques acordaron los proyectos que consideran tener consenso. Fueron Edgardo Araya y Ottón Solís quienes el viernes anterior presentaron una “hoja de ruta” pactada con las demás fracciones; para aprobar con dispensa de trámites proyectos sobre pensiones y control fiscal.

Entre los proyectos que propone aprobar de manera rápida la hoja de ruta del FA-PAC, destacan la ley contra el fraude fiscal que propuso el gobierno (sin claridad de cómo se realizará el registro de accionistas), una reforma a las pensiones de los trabajadores del poder judicial y la Ley de Eficiencia de la Administración de los Recursos Públicos, que permite al Ministerio de Hacienda disponer del superávit de las instituciones para pagar la deuda pública.

Una vez aprobados estos proyectos, el plenario discutiría sobre recorte al presupuesto, empleo público y nuevos impuestos.

La posición de Edgardo Araya en representación del Frente Amplio ha sido de total apoyo a esta nueva agenda pactada con la Alianza Opositora, mientras que sostiene que el empleo público puede ser negociado en una Comisión Mixta como lo propuso el PLN.

El Frente Amplio como verdadero ministro de la presidencia

Desde inicio de este periodo, el Frente Amplio ha jugado un papel de mediador entre el gobierno y los sectores sindicales para atenuar los conflictos y desarticular las movilizaciones.

Así es como de manera directa intercedió para desarticular la huelga de SINTRAJAP y conducirla hacia una clara derrota con intervención policial, donde el sindicato hoy ha dejado de luchar por la expulsión de APM Terminals.

Hoy ejecuta esa política de desarticulación de las luchas de los movimientos sociales y sindicales a escala nacional, desviando todos los descontentos a la promesa de las mesas de diálogo con los diputados y ministros.

Pero más aún, hoy cumple un papel nuevo como mediador y organizador de los proyectos del gobierno y empresarios en la Asamblea Legislativa.

Ante la necesidad del gobierno de aprobar una ley contra el fraude fiscal y la presión de crear un registro de accionista para formar parte de OCDE, el PLN aceptó el proyecto de Ley del ejecutivo siempre y cuando el registro de accionistas se centralice en el Banco Central, con acceso restringido y bajo la supervisión de un juez de garantías. Esta modalidad ha sido recientemente pactada por el gobierno y el PUSC, garantizando que los intereses de los empresarios dentro de estos partidos no serán afectados.

Este proyecto es el que hoy el Frente Amplio presenta en su agenda prioritaria, que según la descripción de Edgardo Araya es un triunfo para su partido presentarlo con dispensa de trámites en acuerdo con varias fracciones.

Lejos quedaron los tiempos en los que el Frente Amplio impulsaba proyectos como su propuesta fiscal del 2011, que establecía una verdadera reforma tributaria progresiva. Hoy su prioridad es trabajar como un verdadero ministro de la presidencia del gobierno, mediando entre las propuestas del PLN y del PAC para “hacer avanzar” la Asamblea Legislativa siempre contra los trabajadores.

Con su destacada ayuda, hoy los bloques empresariales logra salir con acuerdos para aprobar pronto los proyectos que durante años han desvelado a la burguesía del país: la eliminación de todas las convenciones colectivas, el recorte de los pluses salariales y la aprobación del Impuesto de Valor Agregado.

Ni recortes presupuestarios, ni impuestos al pueblo

Desde el Partido de los Trabajadores hemos advertido que ninguno de los dos bloques legislativos resolverá los problemas de la clase trabajadora. Ellos no ofrecen ninguna solución a nuestros problemas de violación de derechos laborales, de despidos, bajos salarios, falta de centros de cuido y de obras en los barrios pobres.

Sus propuestas están en el marco de seguir favoreciendo a los grandes empresarios del país con exoneraciones, cobrarle más impuestos al pueblo trabajador y recortar la inversión pública para seguir pagando la deuda que desangra el presupuesto nacional.

La posición del Frente Amplio de llamar a confiar en el partido del gobierno es una trampa terrible. No podemos darle la confianza a un gobierno que hoy está atacando los derechos de los trabajadores del estado, que ha denunciado las convenciones colectivas, que ha terminado de privatizar los muelles de Moín, que sigue entregando el país en concesiones y que se hace de la vista gorda ante los incumplimientos de derechos laborales.

El Frente Amplio ha abandonado sus pocas iniciativas progresivas, como lo fue la propuesta fiscal que presentaron en el 2011 y ha pasado -cuando mucho- a defender la agenda del PAC.

Hoy ni cuestionan el pago a la deuda pública, sino que por el contrario respaldan que Hacienda pueda centralizar fondos de otras instituciones para mejor realizar el pago.

De igual manera, hoy proponen la posibilidad de negociar en una Comisión Mixta con las burocracias sindicales y el gobierno los recortes a los derechos de los trabajadores del estado. Mientras que continúan trabajando sobre el proyecto de Sandra Pisk 19.506.

Este proyecto difiere en pocas cosas al odiado proyecto 19.223 que tanto revuelo ha causado, por lo que el apoyo al mismo sería una gravísima traición al movimiento sindical.

Unidad sindical y popular contra los ataques a nuestros derechos

Debemos desechar la idea de concertar con los empresarios y el gobierno, así sea llamándoles “mesas de diálogo” o “Comisiones mixtas”. Es necesario que la clase trabajadora recupere la confianza en sí misma y se prepare para luchar contra las propuestas de ambos bloques.

Hoy es importante que los sindicatos del sector público busquen constituirse en una herramienta para impulsar la organización del pueblo que trabaja en la empresa privada, en lugar de malgastar el tiempo en “mesas de diálogo”.

En el movimiento sindical y popular debemos retomar las propuestas que han abandonado los diputados del Frente Amplio, como los es una verdadera reforma fiscal progresiva. Desde el 2011 hemos levantado que la propuesta que ese año presentó el FA es una propuesta que podía responder a la crisis fiscal cobrando a los empresarios y no al pueblo.

Por eso creemos que está vigente el llamado a retomar esa pasada propuesta de reforma fiscal del Frente Amplio y construir el diálogo desde las bases sindicales y popular con independencia del gobierno, organizando desde ese proyecto una lucha por que sean los empresario los que paguen la crisis económica y no el pueblo trabajador.

Desde el Partido de los Trabajadores impulsamos la organización de los trabajadores del sector privado y la unidad con los trabajadores del sector público. Así como lo hicieron los trabajadores de la piñera de Santa Fe fundando el sindicato SITRASEP, creemos que los demás trabajadores del país debemos buscar la manera de organizarnos para preparar huelgas y luchas y así enfrentar los próximos ataques.

La incorporación de los cientos de miles de trabajadores del sector privado a las filas de la lucha social, es la única vía para enfrentar los próximos ataques del gobierno y los empresarios. Los ataques impulsados tanto por el gobierno, como por los partidos empresariales nos afectarán a todos por igual.

Sólo unificando su lucha con las luchas populares y de los trabajadores de la empresa privada es que lograremos enfrentar los recortes a los presupuestos de las instituciones, los impuestos como el IVA y los ataques a las convenciones colectivas.

Desde el movimiento estudiantil en las universidades, en los sindicatos de las instituciones públicas, en las organizaciones populares y barriales debemos buscar la unidad para preparar la lucha contra los recortes, contra los ataques al empleo público y los impuestos; una lucha que lleve a impulsar salidas como la reforma fiscal progresiva, para cobrarle los impuestos a quienes crearon la crisis actual.


Proyectos Empleo Público
Proyecto 19.923 Proyecto 19.506 (Pisk, apoyado por FA)
Aplica para todos los empleados públicos, incluyendo autónomas y Municipalidades. Sólo excluye a bancos, ICE e INS por operar bajo competencia comercial. Aplica para todos los empleados públicos, incluyendo autónomas y Municipalidades. Sólo excluye a bancos, ICE e INS por operar bajo competencia comercial.
Se crea un Consejo Sectorial de Empleo Público (Ministerio Planificación, Hacienda, MTSS, DGSC y Autoridad Presupuestaria) Se crea Comisión Técnica (Ministerio Planificación, Hacienda, MTSS y DGSC)
Remuneraciones adicionales al Salario:
• Administración centralizada justificará su necesidad para mejora de calidad del servicio. Aprobación por Consejo Sectorial.
• En las entidades descentralizadas sólo pueden crearse por ley.
• Debe especificar de dónde surgirán nuevos ingresos para cubrirlas.
• Todo incentivo que no sea derecho adquirido antes de la ley será analizado por Consejo Sectorial y Ejecutivo emite directriz.
Remuneraciones adicionales al Salario:
• Administración centralizada justificará su necesidad y ligamen con evaluaciones del desempeño.
• En las entidades descentralizadas sólo pueden crearse por ley.
• Debe especificar de dónde surgirán nuevos ingresos para cubrirlas.
• Todo incentivo que no sea derecho adquirido antes de la ley será analizado por Consejo Sectorial y Ejecutivo emite directriz.
Tope salarios:
18 salarios mínimos de sector privado de menor ingreso.
No plantea
Cesantía:
Tope de 8 años
Mantiene beneficio con Asoc Solidaristas
Cesantía:
Tope de 8 años
Mantiene beneficio con Asoc Solidaristas
Convenciones Colectivas:
• Denuncia inmediata de todas las Convenciones Colectivas vigentes
• Si no se acuerda renovarla hasta 9 meses después de denunciada, se pierde negociación y se parte desde cero.
• Las nuevas convenciones deben ajustarse a las disposiciones de esta ley.
Convenciones Colectivas:
• Denuncia inmediata de todas las Convenciones Colectivas vigentes
• Si no se acuerda renovarla hasta 9 meses después de denunciada, se pierde negociación y se parte desde cero.
• Las nuevas convenciones deben ajustarse a las disposiciones de esta ley.
Evaluaciones de Desempeño y anualidades:
• Elimina artículos de pasos y anualidades en ley de salarios.
• Crea incentivo a la excelencia.
• Tope de incentivo 1,94%
• Sólo se obtiene con calificación máxima.
• Ascensos sólo para empleados con tres periodos de calificación máxima.
Evaluaciones de Desempeño y anualidades:
• Necesaria para aplicación de retribuciones adicionales al salario, mantenimiento de puestos, etc.
• Tope de 2,54% de anualidad.
• Se obtiene con calificación “Muy bueno” (anteriormente con “Bueno”)
Dedicación Exclusiva:
• Tope 50% del salario base.
• Vigencia máxima un año.
Dedicación Exclusiva:
• Porcentaje por reglamento.
• Vigencia máxima un año.
Disponibilidad:
• Máximo un 20% de los empleados por institución.
• Tope del 15% del salario.
Disponibilidad:
• Tope del 15% del salario.
Rendición de cuentas de los Ministros y Jerarcas:
• Presentación de informes el 1° de mayo ante el plenario
No presenta