Nacionales

Juan Diego Castro, la promesa de una “mano dura” pero contra los trabajadores

San José, ene (Socialismo Hoy) – Según las encuestas más recientes (inicios de enero) publicadas por el Semanario Universidad y por elmundo.cr, existe un empate técnico en los dos primeros lugares de intención de voto, entre Juan Diego Castro y Antonio Álvarez Desanti.

Desde que inició el periodo electoral, Álvarez Desanti ha ido perdiendo terreno mientras que Castro lo ha ido ganando hasta llegar a colocarse hoy a la cabeza de estas encuestas, pero ¿Quién es y qué podemos esperar de un eventual gobierno de Juan Diego Castro?

¿Quién es Juan Diego Castro?

El abogado Juan Diego Castro hoy se presenta con un discurso de “mano dura”, diciéndose representante del pueblo para “reconstruir” el país. Se trata de desmarcar de los partidos tradicionales, criticando a los “políticos corruptos”, al PLN, a Oscar Arias y a su principal contrincante, Álvarez Desanti.

Pero lo cierto es que Juan Diego Castro no es ningún personaje nuevo en la política del país. Su primer cargo oficial fue en 1994 como Ministro de Seguridad de José María Figueres, pues ya desde antes era un cercano colaborador. Juan Diego fue el abogado que representó a Figueres en la demanda contra los autores del libro sobre el caso Chemise.

Pero como Ministro de Seguridad se recuerdan dos hechos importantes: el despliegue de toda la Fuerza Pública para sitiar la Asamblea Legislativa con efectivos bien armados y forzar un encuentro con los diputados. Esta demostración de fuerza fue calificada como una amenaza y por ello fue censurado como ministro por los diputados.

Además, fue cuestionado por la compra de armas a Israel, brincándose varios controles y procedimientos; lo que según informes de la Contraloría dejó pérdidas de cerca de medio millón de dólares al estado. En esta ocasión, igual que en la actualidad, se negó a atender a la prensa que le cuestionaba.

En las elecciones nacionales del 2014, Juan Diego Castro como representante de un sector que siempre ha estado vinculado al PLN se presentó en una conferencia de prensa, poniéndose al servicio de la campaña de Jhonny Araya, afirmando que era “su soldado”.

¿Qué ofrece?

Al escuchar cualquier discurso o entrevista de Juan Diego Castro es fácil conocer por dónde va “su línea”: ofrece aplicar “mano dura” contra todo lo que considera que está mal en el país, pero eso incluye a las demandas básicas de los trabajadores.

Juan Diego Castro en distintas ocasiones ha declarado que en su gobierno las políticas más importantes las impondrá por decreto, pasándole por encima a cualquier persona o institución que esté en contra.

Pese a que se intenta presentar como una nueva cara en la política, su campaña se ha rodeado de viejas figuras liberacionistas, como José Miguel Corrales, y ha hecho públicas sus intenciones de gobernar con las mismas figuras que hoy están en el PLN y el PUSC.

Es así como en otras ocasiones ha defendido al cuestionado Celso Gamboa, y recientemente señaló que llamará a su gobierno al actual candidato a la vicepresidencia por el PLN, Edgar Ayales; quien fuera Ministro de Hacienda del impopular Gobierno de Laura Chinchilla. De igual manera, lo manifestó con Rafael Ortiz, actual diputado del PUSC.

Sus propuestas son generalmente vacías, y tratan de ganar la simpatía desde el patriotismo más militarista. Pero tanto su trayectoria política como sus intenciones de gobierno no son nada diferente a las fórmulas aplicadas por el PLN y PUSC: más recorte en el presupuesto para el pueblo, y garantizar las ganancias de las grandes empresas.

Eso sí, lo que ofrece tanto su trayectoria como su discurso bélico es que reprimirá a cualquier oposición; es decir, con su discurso de “mano dura a la corrupción” en realidad únicamente nos ofrece represión al pueblo trabajador que se movilice en las calles por sus derechos.