Nacionales

Las luchas que prepararon la gran huelga de 1934

Imagen ilustrativa, tomada de internet

Una historia de luchar para avanzar

San José, 5 ago (SocialismoHoy.com) – Cada vez es más normal que los trabajadores de la piñeras y naranjeras hagan huelgas. Esto siempre fue así, porque los derechos nadie los regala. La huelga más importante en la historia de Costa Rica, fue hecha por los trabajadores de la bananera (United Fruit Company) en 1934.

Cuando logremos hacer una huelga tan grande, se nos respetarán nuestros derechos.

Esta lucha fue organizada por el naciente Partido Comunista, y una lucha tan importante que muchos de los derechos laborales que aún quedan, fueron producto de esta huelga.

Pero todo lo que no avanza, retrocede. Hoy a los trabajadores no nos respetan muchos derechos y en las empresas privadas fueron destruidos los sindicatos. Al no estar organizados, los trabajadores quedamos más débiles.

Y por esta debilidad, es que hoy las condiciones de trabajo en las piñeras son muy parecidas a las que existían en los años veinte en las bananeras. Al igual que en los años veinte, debemos continuar luchando, exigiendo el respeto a los derechos. Algunas luchas las ganaremos, otras las empataremos. Pero solo haciendo huelgas es que aprenderemos cómo organizar un movimiento tan grande como el de 1934.

La historia nos enseña que cuando logremos hacer una huelga tan grande, se nos respetarán nuestros derechos. Y se nos reconocerán nuestras organizaciones sindicales y políticas, porque seremos más fuertes.

En esta edición veremos como era la vida en las bananeras antes de la huelga de 1934. Y como los trabajadores aprendieron a luchar para hacer esa huelga.

 

La bananera de antes era muy parecida a la piñera de hoy

Cargando Bananos Fernado Zamora

En 1870 el gobierno de Cota Rica necesitaba construir un ferrocarril desde el centro del país hasta el muelle de Moín en Limón, para que los empresarios cafetaleros pudieran exportar.

El gobierno fracasó y en 1884 le entregó el contrato a un empresario llamado Minor Keith. A cambio el gobierno le regaló más de 300 mil hectáreas.

Con esos terrenos, Keith empezó la empresa bananera United Fruit Company, una de las empresas más importantes de toda América Latina.

La empresa rápidamente generó muchas ganancias. En 1883 exportaba 100 racimos y ya en 1913 exportaba 11 millones de racimos. Todo gracias a la sobreexplotación de los trabajadores.

Similar a la piñera de hoy, que es una empresa muy rentable. Actualmente las empresas exportan más de dos millones de tonelada de piña al año y las empresas cuentan con beneficios que les da el gobierno.

La bananera de Keith tenía vínculos con grupos políticos. El mismo Keith se casó con la hija del expresidente José María Castro Madriz. En las piñeras de hoy, el presidente de la Asambea Legislativa, Antonio Álvarez Desanti, es un importante empresario piñero.

Lea: Carta escrita por cosechadores de TICOFRUT pide auxilio y denuncia “trato de esclavo” durante zafra de naranja

 

 

¿Cómo vivían los bananeros?

bananeraEn los “campamentos” las casas eran con techos de paja, en un lugar que llueve mucho. No tenían luz, ni agua, ni letrinas.

El salario era mucho más bajo que en otros trabajos. Además, se les pagaba con fichas que únicamente podían cambiar en los “comisariatos”, una especie de pulpería de la misma empresa que les cobraba más caro todo.

Se les descontaba una parte para pagar el “hospital”, pero en verdad no tenían seguro social. No tenían botiquines, no tenían medicinas, no tenían ambulancias y el famoso “Hospital de Siquirres” era un centro que hizo la empresa, y lo atendía alguien que no era doctor.

En la bananera era muy alta la cantida de muertos entre 20 y 60 años, ya sea por enfermedades o por accidentes.

De cada 10 trabajadores, al menos 7 eran migrantes. Entre ellos jamaiquinos, nicaragüenses y demás centroamericanos.

En las primeras luchas de los trabajadores nacieron sindicatos, pero la empresa no los quería reconocer.

Lea: La huelga bananera de 1934: Una historia que abre el camino del futuro

 

¿Y el gobierno?

Ya dijimos que la bananera funcionaba como un país aparte.

En una ocasión, el Partido Comunista de esa época propuso una ley en contra de los comisariatos y del pago con fichas, además de instalación de botiquines.

“La bananera funcionaba como un país aparte… El gobierno siempre actuó contra los trabajadores.”
La ley fue rechazada, por presión de la bananera.

El gobierno siempre actuó contra los trabajadores, enviando la policía a reprimirlos y deportar a los trabajadores migrantes cada vez que hacían una huelga.

 

Huelgas que enseñan

Vea aquí: Una breve historia de las luchas que preparan la Gran Huelga Bananera de 1934

En 1920 en el centro del país inició una huelga general por las 8 horas y un aumento general de salarios.

Albañiles, ebanistas, carpinteros, mecánicos y muchos gremios fundaron sus sindicatos y se sumaron para exigir aumentos de más del 20% de su salario. El gobierno tuvo que ceder ante la huelga y aumentar los salarios en sus dependencias y decretar la jornada de 8 horas.

En la bananera la primera huelga importante se realizó en 1913 en Sixaola y Bocas del Toro con más de mil trabajadores. Esta fue duramente reprimida por Costa Rica y Panamá, dejando 2 muertos y muchos heridos.

“Gracias a estas huelgas (…) es que los trabajadores aprendieron como luchar”

Luego se realizó otra muy importante en 1921 con más de 2 mil 500 trabajadores. Aquí nuevamente el gobierno defendió a la Bananera. Los trabajadores solicitaban mejores condiciones y el reconocimiento de la Federación de Trabajadores de Limón como su sindicato.

El gobierno envió 3 secciones de la policía, arrestó a los dirigentes y quemó el local del sindicato. Los sindicatos del centro del país se solidarizaron y la huelga duró cerca de 2 meses.

Sin embargo, la huelga terminó porque Costa Rica y Panamá se declararon la guerra, por un problema fronterizo y supuestos yacimientos de petróleo. Así que los sindicatos de esa época abandonaron la lucha.

 

Luchar y avanzar, luchar y aprender

Gracias a estas huelgas y otras que no describimos aquí, es que los trabajadores aprendieron como luchar. En el camino ganaron algunas cosas, otras no las lograron conquistar hasta mucho después. Pero en esa lucha aprendieron cómo organizarse mejor y fundaron sus sindicatos. En la siguiente edición hablaremos más de la huelga de 1934. Esa huelga logró demostrar que los trabajadores unidos son más fuertes que el gobierno y que las empresas. Pero si no se hubieran realizado las huelgas que vimos hoy, los trabajadores o hubieran logrado hacerse tan fuertes.