Nacionales

Las propuestas socialistas para combatir el desempleo

El desempleo demuestra lo irracional del capitalismo en el país

El desempleo es el principal problema del país. Los últimos datos hablan de 10.1% de desempleo, unas 232 000 personas, pero la realidad es peor. Si  sumamos a las personas desempleadas, subempleadas (que quieren trabajar más y no lo consiguen), desalentadas (no buscan trabajo porque se cansaron de hacerlo) y con trabajos informales  tenemos  que más de 900 000 personas, el 40% y 45% de la fuerza de trabajo del país, no pueden generar ingresos de calidad para su familia ni desarrollar al máximo su capacidad productiva y creativa.

La medicina empresarial es peor que la enfermedad

Los empresarios hacen una propuesta para “alentar el mercado de trabajo”,  para expresar nuestra opinión rápidamente: esta medicina es peor que la enfermedad.

En su propuesta, conocida como el ‘’Decálogo’’ de la UCCAEP (Unión Costarricense de Cámaras de la Empresa Privada), los empresarios exigen  tres cosas: energía más barata, mayor explotación de los trabajadores (flexibilidad laboral) o directamente trabajo gratis (educación dual) y mayor inversión extranjera.

La Alianza y el gobierno, como ya vimos, impulsan estas medidas y atacan al pueblo.

Sin embargo, ninguna de estas medidas aumenta el trabajo. Por un lado los cambios de la jornada laboral que los empresarios lo que buscan es usar más eficientemente su planilla actual y no tener que invertir más en contrataciones y salarios.

Por otro lado, el brindarle más privilegios a la inversión extranjera, o abaratarles la electricidad para que aumenten sus ganancias no hará que  aumenten los puestos de trabajo necesariamente. Por lo general  lo primero que hacen es: 1) sacarla la plata del país para invertir en otros lados 2) aumentar los dividendos de los accionistas de las empresas.  La salida de empresas como  INTEL demuestra que no importa cuántos privilegios le conceda el gobierno a los empresarios para producir, si estos encuentran más atractivo otro país para producir, dejará a sus empleados en la calle para producir en otro lado.

Es decir si aplicáramos el plan de la UCCAEP, el gobierno y la Alianza al final lo que tendríamos es mayor desempleo, mayor súper explotación y mayor entrega de los recursos nacionales.

Nuestra propuesta

Las propuestas que el Partido de los Trabajadores hace al conjunto del movimiento sindical para solucionar el desempleo serían las siguientes:

10% de aumento general de salarios
10Este aumento saldría a costa de las grandes  ganancias de las empresas. Aumentar la capacidad de consumo de los trabajadores estimula por sí mismo el desarrollo de los pequeños comercios, que son los que más fácilmente toman nuevo personal y los que más fácilmente quiebran y despiden gente.

 

 

 

El reparto de las horas de trabajo entre todos las personas trabajadoras

repartoAsí como hay 900 000 personas desempleadas, desalentadas y subempleadas, hay personas empleadas que son súper explotadas, los datos de la Revista Suma para el año 2011 eran que: “Un 30% de los trabajadores costarricenses (…) suele trabajar entre 9 y 11 horas diarias y un 27% de los trabajadores costarricenses trabaja regularmente más de 11 horas diarias , [además] un 52% de los trabajadores se lleva trabajo a casa más de tres veces a la semana para terminarlo en la noche”.

Nuestra opinión es que las horas de trabajo de la sociedad deben ser repartidas entre todas las personas en capacidad de trabajar.

Hay que reducir la jornada de trabajo a 6 horas, manteniendo y/o mejorando los salarios y repartir las horas de trabajo entre los desempleados, subempleados y desalentados.

Plan de Obras Públicas y Contratación de personal del Estado
obrasCobrando impuestos a los ricos y dejando de pagar la deuda que ha contraído el país por subsidiar sus privilegios es posible que el estado construya obra pública y contrate personal que se necesita. Hospitales, EBAIS, albergues para mujeres agredidas, guarderías, colegios, caminos, todos estos ocupan más inversión y personal que podrían solventar en gran parte el problema del desempleo.

Estas medidas racionales, económicamente viables y sencillas de entender serán duramente rechazadas por los empresarios, solo con un movimiento sindical combativo y clasista podrán llevarse adelante, para eso es necesario construir nuevas direcciones sindicales y un partido político que organice a la clase trabajadora.