Elecciones Sindical

Obeth Morales: Soy un joven obrero que lucha por la organización en el sector privado

Obeth Morales es candidato a diputado por la provincia de Alajuela. Criado en una familia numerosa, desde pequeño vivió los quehaceres de la vida campesina. Tuvo una infancia de carencias, pero nunca dejó de luchar por abrirse paso en esta sociedad capitalista que empuja a la miseria y la exclusión a miles de familias trabajadoras.

Fue en una plantación de papaya donde su mentalidad se transformó: vivir con menos del salario mínimo, con jornadas de más de 8 horas al día. Desde ese primer trabajo se dio cuenta que luchar y organizarse es una necesidad a la cual dedica buena parte de su vida.

En Socialismo Hoy Digital conoceremos más de su vida y lo que para él representa ser un candidato obrero de un partido socialista y revolucionario como el Partido de los Trabajadores.

Obeth, háblenos de su vida… ¿cómo fue su infancia?

Tengo 27 años, nací en ciudad quesada, soy el sexto de ocho hermanos. Mi infancia la pasé en Cutris, fue criar cerdos, alimentando gallinas, rodeado de muchísimos primos, unos 56 pienso yo. Jugando, con pobreza, pero uno de niño no entiende esas cosas, por ejemplo, no tener zapatos.

Actualmente curso estudios en Derecho, todo el estudio me lo he pagado con mi esfuerzo, como lo hacen muchas personas trabajadoras que no tuvieron acceso a la educación pública universitaria. Actualmente soy dirigente sindical en el centro de trabajo, una piñera.

 Entonces ¿quién es Obeth Morales?

Obeth es un joven humilde, trabajador, desde niño se ha identificado con las luchas sociales, que está del lado de su clase, la lase trabajadora. Es un joven obrero que creen en un cambio en el nivel de vida de esa clase y que esos cambios deben hacerse ya, a nivel de educación, salud, atención a las personas jóvenes.

¿De dónde surge su inquietud de ser dirigente sindical?

En esto me marcó mucho la vida de mi padre, quien murió el año pasado.  Él se pensionó a los 33 años por invalidez, tuvo dos infartos en el campo.

Luego, para poder iniciar los estudios en Derecho, tuve que trabajar en una plantación de papaya. Ahí se daba una explotación increíble, trabajábamos más de las 8 horas, pagaban muy mal, teníamos un encargado que nos “mentaba la madre”.  Comencé a hacer reclamos porque eso no lo veía bien, entonces me despidieron.

Usted ha vivido la explotación en carne propia…

Claro que sí, eso siempre lo marca a uno. Después entré a trabajar a una piñera, en el sector privado, es una subsidiaria de la multinacional Dole, ahí conocí el sindicato, un sindicato de limón. Fui parte de ese sindicato, posteriormente ese sindicato fue disuelto en 2019 con la apertura de APM terminals.

En ese entonces, al ver toda la situación que sucedía en la empresa piñera, surge la necesidad de fundar un sindicato, entonces se creo SINATRAA, Sindicato Nacional de Trabajadores de la Agroindustria y Afines, del cual soy el secretario general.

¿Cuál es la importancia de la organización sindical en el sector privado?

Hemos estado en una constante lucha por lograr mejores derechos laborales, porque en el sector privado los patronos no quieren que existan sindicatos. Es solo lo que ellos dicen y punto, por eso decimos que en el sector privado hay una dictadura de los patronos, ellos quieren que los trabajadores agachemos la cabeza, pero nosotros queremos cambiar eso.

Acá en SINATRAA estamos luchando para que nos garanticen cosas mínimas, que se nos respete como sindicato, actualmente hemos iniciado un proceso para que nos reconozcan el derecho de negociación colectiva. Ya la sola existencia del sindicato es una batalla que estamos librando.

¿Qué significa para usted militar en el Partido de los Trabajadores?

Los conocí por situaciones referentes a sindicalismo, vi la página del partido, comencé a leer más y me identifiqué con sus políticas. Me vinculé al PT porque vi una opción de apoyo a las luchas, de hecho, nos ayudaron a dar a conocer unas denuncias. Lo que más me gusta es que es un partido de la clase trabajadora y para la clase trabajadora, porque se identifica por defender el derecho a huelga. Es un partido que está con nuestra clase.

¿Qué opina de que el Partido impulse candidaturas obreras?

Me siento muy orgulloso de representar al partido, porque nadie como nosotros, como yo, un obrero de la piña conoce de primera mano la explotación, la miseria que vivimos, porque somos quienes producimos la riqueza, pero quienes peor la pasamos.

Pero no es una cuestión formal, nuestro partido se construye día a día en la clase obrera, participa en sus luchas y considera como una tarea muy importante la organización del sector privado. Por tanto, mi candidatura como la de los demás compañeros y compañeras está al servicio de esa lucha tan relevante.

¿Nos puede comentar las propuestas que defiende el partido dirigidas al tema de las condiciones de vida y los derechos en el sector privado?

Primero que todo, hay dos muy importantes: la prohibición de los despidos en las grandes empresas, cuando estos son sin motivo alguno; es una práctica común en las multinacionales, y con la pandemia vimos muchos despidos. En segundo lugar, es necesario recuperar el salario, por eso vamos a proponer un aumento salarial de emergencia de 13,8%.

Luego defendemos la total libertad de organización en el sector privado, no debe haber ninguna persecución por formas sindicatos, también somos partidarios de constituir y fortalecer las convenciones colectivas. Queremos derogar todas las leyes que limiten la libertad sindical y nos oponemos a que los grandes empresarios levanten listas de trabajadores para negarles el derecho al trabajo y perseguirlos.

Con SINATRAA lo hemos visto: los patronos no quieren sindicatos porque saben que es una herramienta de lucha por los derechos básicos, por eso tienen tanto miedo a que nos organicemos.

Como candidato ¿qué mensaje deja de cara a este 6 de febrero?

Que vote por el Partido de los Trabajadores, para fortalecer la única opción de lucha y que representa nuestros intereses. Que vote y luche, siga luchando porque el 6 de febrero es solo una parte del escenario político, debemos mantenernos en lucha y organizarnos para defendernos de cualquier gobierno que esté a favor de los ricos.