Nacionales Sindical

PokerStars despide trabajadores que denuncian recorte de derechos, empresa alega “alteración del orden”

04 abr (SocialismoHoy.com) – El pasado viernes 2 trabajadores de PokerStars (GP Services Intermedia S.A.) fueron despedidos sin responsabilidad patronal por “alterar el orden” dentro de la empresa. Este despido se da menos de 15 días después de que ambos trabajadores entregaran una carta adonde denunciaron el irrespeto de sus derechos laborales, el abuso en los cambios de horario, y el recorte de derechos como el transporte y el acceso a vacaciones.

Luis Nuñez Cordero y Alberto Montero Covertson tenían unos 5 años de trabajar para PokerStars, tiempo durante el cual tuvieron un rendimiento ejemplar, incluso siendo utilizados como ejemplo dentro de la empresa.

“En los últimos meses la empresa comenzó a quitarnos a los trabajadores de mayor antigüedad derechos básicos que teníamos desde que firmamos el contrato. En primer lugar nos están quitando el servicio de transporte del cual muchos dependemos para poder asistir al trabajo. En segundo lugar instauraron una “lotería de horarios” que hace imposible organizar nuestras vidas, ha implicado abandono de estudio e incluso en nuestro caso prácticamente nos obliga a violentar el régimen de visitas para poder ver a nuestros hijos.” comentó Nuñez.

Empresa recorta derechos y presiona a los trabajadores a renunciar

En enero la empresa anunció el recorte del servicio de transporte y se comenzaron a hacer sentir las consecuencias de la “lotería de horarios”.

“Muchos incluso nos comenzamos a enfermar. La lotería de horarios hizo que prácticamente no pudiéramos tener vida fuera del trabajo, haciendo que abandonáramos nuestros proyectos, estudio y poniendo en peligro nuestra propia salud mental. Muchos compañeros comenzaron a presentar problemas digestivos, ataques de pánico, depresión e incluso a la propia doctora de la empresa nos envió a varios a la casa por problemas de ansiedad y depresión” relató Montero.

Ante esto unos 10 trabajadores firmaron una carta en la que le exigían a la empresa mantener el servicio de transporte y la reversión de la “lotería de horarios”, denunciando las consecuencias negativas sobre la salud y el ambiente laboral.

“La empresa quiere sacar a todos los trabajadores que gozamos de estos derechos, para contratar trabajadores con menos salario y menos derechos. Con el cuento de “recortar gastos” la empresa nos está presionando para que renunciemos empeorando las condiciones de trabajo.” afirmó Nuñez.

“Para esto incluso están llegando al absurdo de controlar el tiempo que duramos en el baño y utilizando sistemas de evaluación en constante cambio que utilizan de forma retroactiva y arbitraria, con la que siempre estamos al borde de ser despedidos”.

“Muchos de los que tienen mayor antigüedad han sido acosados con reuniones en que les presentan cartas de renuncia y les dicen “aceptar su renuncia” si no están de acuerdo con las condiciones, presionándolos a firmar.”

Exigimos que nos respetaran nuestras condiciones de trabajo, nos quisieron forzar a renunciar”

“Hace unos días entregamos una carta en que exigimos que se respetaran nuestras condiciones originales del contrato de trabajo o de lo contrario nos reservaríamos el derecho de romper la relación laboral con responsabilidad patronal. Desde entonces nos han estado presionando para que renunciemos.” agregó Montero.

“El día de ayer nos convocaron por separado a una reunión en la que nos dijeron que “aceptaban nuestra renuncia” y nos daban a firmar una carta de renuncia con nuestro nombre. Curiosamente ninguno de los dos teníamos planeado renunciar.” dijo Nuñez.

El año pasado incluso Nuñez ganó un proceso contra la empresa por acoso laboral, que resultó en el despido de un supervisor de la empresa que falsificó reportes de asistencia para despedirlo. Esta es una entre muchas denuncias de acoso que se han levantado contra la empresa. Hasta el día de hoy la empresa se ha negado a brindarle constancia de este proceso a Nuñez.

Ninguno de los dos firmó la carta de renuncia y el día de hoy fueron convocados a una reunión en que les presentaron una carta de despido justificado por “romper el orden de la empresa” a pesar de no tener advertencia alguna por este supuesto hecho. La carta entregada dice que los trabajadores violaron los principios básicos de la relación laboral “mediante la alteración del orden entre sus compañeros (…) inculcando un ambiente sumamente hostil”.

Este despido se da claramente como represalia ante el reclamo de estos trabajadores de que se respetaran sus derechos y es un claro ejemplo de cómo se violan los derechos democráticos más básicos de los trabajadores del sector privado.

“Lo más ridículo es que las cartas de despido nos acusan de romper el orden en el trabajo, sin habernos realizado una sola advertencia, y sin aportar una sola prueba. Este es un caso de burda persecución solo por reclamar nuestros derechos, solo por no permitir que nos obligaran a renunciar a punta de acoso para poder ahorrarse nuestra liquidación y reducir gastos”.

Una denuncia que marca el ejemplo para todos los trabajadores de servicios

En nuestro país diariamente se violentan los derechos laborales del sector privado. Incluso, en el caso de los Call Centers se permiten estas violaciones abiertamente con la excusa de tener mejores condiciones que las mínimas.

Hoy estos trabajadores se organizaron, están denunciando las violaciones a los derechos de sus excompañeros y van a proceder con una demanda laboral contra el absurdo intento de utilizar “romper el orden” como una forma de despedirlos sin responsabilidad patronal.

Estos trabajadores fueron reprimidos además pues fomentaron la organización del resto de sus compañeros, discutieron la necesidad de organizarse sindicalmente para enfrentar los recortes a sus derechos, y hoy denuncian de frente la ofensiva contra sus derechos.

Hacemos un llamado a la solidaridad con los trabajadores de PokerStars, y hacemos un llamado a la prensa para divulgar este caso y para investigar a fondo lo que está ocurriendo con los derechos laborales de esta empresa.

Finalmente le exigimos al gobierno de Luis Guillermo Solís y especialmente al recientemente nombrado Ministro de Trabajo Carlos Alvarado a que intervengan en este caso, inspeccionen la empresa y exijan que cesen las violaciones a los derechos laborales en esta empresa.

Los trabajadores del sector privado debemos romper con la dictadura del sector privado, construir nuestras propias organizaciones para defender nuestros derechos y exigir que cese la ofensiva contra las condiciones laborales del sector privado.