Nacionales

Preparemos la huelga indefinida para derrotar el plan fiscal y defender los salarios

La última huelga del sector público, a finales de junio, demostró la disposición de las bases para luchar contra los proyectos que atacan los salarios, así como el paquetazo de impuestos.

Desde esa exitosa jornada, los empresarios, sus políticos serviles en la Asamblea y el gobierno siguen preparando el camino para su aprobación.

En cambio, las dirigencias sindicales no convocaron nuevas acciones de lucha. La cúpula de APSE, por ejemplo, llama a ser prudentes; para ellos, hay que ir a huelga “con inteligencia, cuando el momento político lo amerite”.
Albino Vargas de la ANEP, junto con otros gremios, le entregaron al gobierno una contrapropuesta fiscal que contiene 32 puntos. El dirigente sindical dijo que si el gobierno no acepta ninguna de las medidas, nuevamente se llamará a un “movimiento indefinido” de huelga .

Este llamado a “la madre de todas las huelgas” no es nuevo. Se hacen sin ninguna preparación, “de la lengua para afuera”, y su objetivo es forzar al gobierno a incluir a las dirigencias en las mesas de diálogo.

El discurso de “esperar” el momento correcto causa desmotivación en los trabajadores que responden masivamente cada vez que se los convoca y fortalece al gobierno, empeñado en que los trabajadores paguemos por la crisis fiscal.

¿Qué debemos hacer desde las bases para cambiar la situación actual? Hay que exigir a los dirigentes de BUSSCO y Patria Justa que rompan el diálogo con el gobierno. Ya se demostró que, del PAC, Restauración, PLN, solo podemos esperar ataques contra nuestras condiciones de vida.

No bastan las huelgas de un día. Urge convocar a un encuentro popular con presencia de las bases sindicales del sector público y privado, estudiantes, campesinos, mujeres, etc., que prepare la huelga indefinida para enfrentar el paquete fiscal y los ataques al salario.