Movimiento Sindical

Alexis Casanova sale victorioso en juicio frente a Dos Pinos

Dos Pinos usa juicio para amedrentar trabajadores

El pasado 27 de octubre de 2022, un grupo de 11 trabajadores se vieron sometidos a un juicio al que la empresa Dos Pinos, por haber participado en la marcha del 1 de mayo de 2018 con una serie de pancartas denunciando la actuación de la empresa contra ese mismo grupo de trabajadores por fundar el desaparecido sindicato SITRACO-DOS PINOS.

La Dos Pinos llevó a los trabajadores a juicio por el delito de difamación de una persona jurídica, ese proceso significaba una forma de la empresa de amedrentar a los trabajadores por atreverse a organizar un sindicato.

La pena por ese delito, si bien no es ir a la cárcel, tiene un castigo económico muy severo que obliga a los trabajadores condenados a pagar uno monto que podría llegar a ser 100 días multa (unos 50 días de salario) además de pagar los gastos del juicio y una mancha en la hoja de delincuencia.

El resultado del proceso

En la primera parte de la audiencia, de los 11 querellados, 10 decidieron conciliar para no continuar con el proceso, acuerdo que por su naturaleza quedó únicamente entre las partes, mientras que Casanova Moreno decidió darle continuidad.

En un segundo momento del juicio, la empresa Dos Pinos decidió retirar la acción contra Casanova, lo que significó que el Tribunal Penal resolviera con un sobreseimiento definitivo al hoy secretario general de la Unión de Empleados de la Cooperativa Dos Pinos (UDECO), organización sindical que agrupa a varios centenares de trabajadores de la cooperativa.

La moral obrera de Alexis Casanova puesta a prueba en el juicio

Es muy importante destacar la forma en que Alexis Casanova enfrentó este proceso, ya que su papel frente al aparato judicial y los deseos de la empresa de amedrentar y doblegar la voluntad de los trabajadores es un ejemplo que debe ser resaltado.

Al ser el único demandado que decidió no llegar a un acuerdo con la empresa, lanzó una potente señal de resguardo del derecho que tiene el actual sindicato UDECO y todos los trabajadores del país de salir a marchar libremente cada 1 de mayo con las consignas y denuncias que deseen.

Esa acción en los hechos lo llevó a poner primero los intereses del sindicato y de la clase trabajadora, que sus propios intereses personales, lo cual es un ejemplo de entereza moral obrera que debe ser reconocido y reproducido.

Al final del proceso la firmeza moral de Alexis Casanova obligó a la empresa a retirar la denuncia, posiblemente porque tenía miedo de una derrota mayor, al saber que no había logrado doblegar la voluntad de uno de los principales dirigentes del sindicato y el principal objetivo del juicio.