Campesino Movimiento Nacionales

Alianza Campesina se moviliza a Casa Presidencial para exigir derecho a tierra

La Alianza Campesina del Norte, que representa directamente a más de 600 familias que luchan por el derecho a la tierra, se moviliza hoy 5 de octubre a Casa Presidencial contra la actitud dilatoria del INDER durante los últimos meses, institución que hasta la fecha no resuelve las problemáticas planteadas por parte de nuestra organización.

Por esto tomaron la decisión de presentarse a solicitar al gobierno de Rodrigo Chaves su intervención directa en cada uno de los asentamientos con el fin de que se garantice su derecho a tierra para trabajar y vivir.

“Nos movilizamos a Casa Presidencial para que el pueblo de Costa Rica se dé cuenta las necesidades que estamos pasando. Nosotros ya no aguantamos más esta situación, de que un día se oye que va un desalojo para tal comunidad que nos van a destruir los cultivos. Hasta el momento el INDER le ha dado largas al asunto y por eso protestamos, para exigir una solución”, expresó Yesenia Barraza, dirigente de la Alianza Campesina del Norte.

Desde el inicio de la pandemia, en la zona norte se profundizaron las condiciones de pobreza, desigualdad y desempleo. Es común ver personas trabajadoras en situación de informalidad, así como la quiebra de los pequeños negocios. Ante ello decidieron ingresar de forma pacífica a estas tierras ociosas y sembrarlas; además para hacer valer sus derechos se organizaron en la Alianza Campesina.

“Los cultivos no solamente benefician a nuestras familias, sino también al conjunto de la economía del país que cada día sufre más del encarecimiento de los productos básicos debido al alarmante problema de la inflación, el cual genera un impacto significativo en las personas que menos tienen”, expresó la Alianza Campesina en comunicado de prensa.

Jhon Vega, dirigente del Partido de los Trabajadores manifestó su apoyo y solidaridad a esta lucha. “Desde el Partido de los Trabajadores saludamos esta movilización por tierra para trabajar y vivir. Tanto este gobierno como los anteriores no han tomado en cuenta la situación del campesinado y demuestran que gobiernan en favor de los grandes terratenientes y las transnacionales del agronegocio. Por eso consideramos que la única forma para garantizar el derecho a tierra es la lucha y la movilización”, manifestó el dirigente político.

Desde la Alianza Campesina manifiestan haber buscado canales de comunicación con el gobierno, el INDER y los diputados para tratar las problemáticas de nuestras familias, y lamentablemente la respuesta no ha sido satisfactoria.

Este año los asentamientos de La Guaria y Monteverde, pertenecientes a la Alianza, vivieron desalojos que destruyeron los productos que habían sembrado para su subsistencia; además, sufrieron intimidaciones por parte de la Fuerza Pública. “Creemos que estas medidas represivas, lejos de ayudar a resolver el problema, lo agudiza”, manifestó la organización.

 

Entre las exigencias de la Alianza Campesina se encuentran las siguientes:

  • Solicitar la instalación inmediata de una comisión de alto nivel entre el INDER, gobierno de la República y Alianza Campesina del Norte que se reúna al menos una vez al mes para tratar de manera amplia y exhaustiva la situación de cada uno de los grupos aquí representados. De nuestra parte consideramos importante definir desde hoy un calendario de fechas para este espacio.
  • Que el gobierno, mediante decreto ejecutivo, emita una declaratoria de interés público sobre todos los asentamientos que representa la Alianza Campesina del Norte, como un paso importante para dar seguridad jurídica de cientos de familias que hoy no tienen garantizado su derecho a tierra para vivir y trabajar.
  • Que se inicie con el proceso de compra directa de los terrenos de los asentamientos representados. En ese sentido, definir un plazo para que se concreten los procesos de declaratoria de posesión en precario que ya están en curso.
  • Que cesen por completo los desalojos, judicialización y cualquier tipo de acción represiva contra las personas que luchan por tierra. En este marco, el INDER debe fungir como un agente que genere canales de comunicación entre las familias campesinas, Fuerza Pública y las personas que interponen órdenes de desalojo, en aras de que estas acciones represivas se detengan.
  • Brindar apoyo técnico y económico a las familias que hoy dependen de sembrar la tierra en los terrenos mencionados.
  • Tomar acciones para mejorar la infraestructura vial y el acceso a estos territorios a corto plazo.