Juventud Movimiento Nacionales

Ante la negociación del FEES 2022: Urge lucha y organización en las U públicas

Por: Joel Oviedo de la Juventud del PT

Aunque las fechas oficiales de las negociaciones entre CONARE y Gobierno para el presupuesto universitario (FEES) del 2021 no han sido anunciadas aún, probablemente se realicen en junio o julio próximo. Desde la Juventud del PT consideramos que debemos enfrentar este nuevo proceso de negociación con una reflexión sobre los ataques que ha recibido el presupuesto universitario en los últimos 3 años de gobierno del PAC.

Desde el 2018, el crecimiento interanual del FEES ha ido bajando gradualmente: del 2017 al 2018, el crecimiento fue de 3,70%; para 2018-2019 fue menor con un 0,98% (provocado principalmente por un recorte de 10 mil millones de colones hecho desde la Asamblea Legislativa); para 2019-2020 fue de 2,32% (lo cual indicaría una mejoría respecto al de 2018-2019, aunque si el recorte antes mencionado no hubiese ocurrido, el crecimiento hubiera sido de 0,32%); para 2020-2021 fue de 0,60% (aunque, en la práctica, durante el primer semestre se ha operado con un crecimiento de -4.42%, dado que el Gobierno y CONARE acordaron que un 5% del FEES se depositaria “después” del I ciclo lectivo, a través de un presupuesto extraordinario). Por otro lado, el FEES también ha decrecido por la vía del pago del I.V.A (aprobado en el 2018), y aunque el Gobierno había prometido devolver el monto correspondiente, eso no ha sucedido. (Vargas, 2019; Cordero, 2020)

Todo lo anterior, evidencia una clara tendencia al desfinanciamiento de la U Públicas, que, por la naturaleza de sus actividades, requiere de un crecimiento presupuestario real y no nominal para cumplir con sus objetivos institucionales. Y el crecimiento desde el 2018, ha sido meramente nominal (no real), porque los aumentos interanuales en este periodo nunca han superado o igualado el crecimiento interanual de la inflación.

Este desfinanciamiento ha sido impulsado principalmente desde el Gobierno y la Asamblea Legislativa, dado que, en esos poderes, hay fuertes intereses en desmantelar la Educación Superior Pública (para favorecer a las U Privadas) y en restarle peso político a las U Públicas.

Asimismo, también han buscado eliminar la autonomía financiera universitaria para tener un control directo en el uso del presupuesto universitario, algo que han tratado de hacer (sin éxito) con acciones administrativas arbitrarias así como con intentos legislativos de reforma constitucional.

Por su cuenta, las distintas rectorías (reunidas en CONARE) y federaciones estudiantiles se han prestado para legitimar y ocultar el desfinanciamiento. Desde el 2019, el CONARE y las representaciones estudiantiles han salido a decir que no hay recortes, que se está cumpliendo la constitución política porque hay “crecimiento” (aunque no dicen que no es real), y que se está garantizado el desarrollo de sus actividades sustantivas (en la UCR, docencia, investigacion y accion social) y el compromiso de no afectar las becas estudiantiles. (Vargas, 2019; Cordero, 2020)

Todo esto ha sido mentira, porque sí han habido recortes (que se camuflan con “compromisos” de que se repondrán luego) y las actividades sustantivas (al menos en la UCR) sí se han visto afectadas con reducciones en sus presupuestos, despidos y eliminación de horas estudiante y asistente. A esto se suma el recorte aplicado a las becas en la UCR a inicios del primer semestre del 2021 y el agravamiento en la faltante de cupos en los cursos.

Entonces, ante la próxima negociación del FEES, el Movimiento Estudiantil deberá ser consciente de lo que ha ocurrido en los años anteriores para evitar que vuelva a suceder. Por esto, debemos exigir: que esta negociación sea debatida entre las bases estudiantiles y funcionarios de las U Públicas, no sólo entre el Gobierno y CONARE; un crecimiento real del FEES: y una negociación quinquenal que permita a las universidades planificar a mediano plazo según sus objetivos.

Hacemos un llamado al Movimiento Estudiantil a organizarse y a prepararse de cara a esta nueva lucha en defensa de la Educación y a confiar sólo en sus fuerzas en alianza con el movimiento social costarricense.

¡Por un crecimiento real en el FEES 2022!

¡Negociación quinquenal del FEES ya!

¡Luchemos por más del 1,5% del PIB para la Educación Superior Pública!

¡Organización y lucha del Movimiento Estudiantil de cara a las negociaciones!

¡Organicemos nuestra Rebeldía!

 

 

Bibliografía:
Monserrath Cordero, "Gobierno y CONARE acuerdan FEES 2021 con reducción inicial de 5%", Semanario Universidad, 14 de agosto de 2020. Recuperado en https://semanariouniversidad.com/ultima-hora/gobierno-y-conare-acuerdan-fees-2021-con-reduccion-inicial-del-5/.
José Ángel Vargas, "¿Crece realmente el FEES?", Semanario Universidad, 30 de julio de 2019. Recuperado en https://semanariouniversidad.com/opinion/crece-realmente-el-fees/.