Campesino Movimiento

Concluye exitosa movilización de la Alianza Campesina

La Alianza Campesina del Norte se movilizó el miércoles 5 de octubre a Casa Presidencial para exigir tierra para trabajar y vivir. Tras más de 48 horas de protesta y reuniones con las instancias gubernamentales, finalmente, a eso de las 6 de la tarde, se firmó un acuerdo entre las partes.

Entre las resoluciones tomadas, se estableció una próxima reunión entre representantes de la Alianza, presidente Ejecutivo del Inder y el gobierno, agendada para el 3 de noviembre en las oficinas del Inder en Santa Rosa de Pocosol.

Esta comisión de alto nivel tiene como finalidad tratar las problemáticas de cada uno de los asentamientos que integran la Alianza Campesina, así como los temas más generales que vinculan a cada una de estas luchas.

“Esta movilización fue muy importante porque fuimos más de 200 campesinos y campesinas que resistimos, que aguantamos hambre y frío porque sabemos que sin la presión popular el gobierno no nos hubiera recibido. El acuerdo de esa mesa de trabajo es relevante porque nos va a permitir tratar las problemáticas que por años el INDER y el gobierno no han querido solucionar” explicó Yessenia Barraza, dirigente de la Alianza Campesina.

Entre los temas que se van a conversar en este espacio tripartito están: la necesidad de emitir un decreto ejecutivo que declare de interés público los territorios de los asentamientos donde se encuentran los grupos de la Alianza; además, la necesidad de que le INDER compre las fincas y las reparta entre las familias trabajadoras.  Entre los temas por discutir en estas próximas reuniones se encuentran también la necesidad de dotar de los insumos necesarios para los cultivos, así como servicios básicos de agua, luz e infraestructura vial de calidad en los asentamientos campesinos.

Por otro lado, se acordó que “según las competencias del INDER se indagarán los casos de desalojo en la zona para valorar su estado, previamente a la siguiente reunión de la mesa de diálogo”. Este aspecto es de especial relevancia ya que grupos campesinos como La Guaria y Monteverde han sufrido desalojos a manos de la Fuerza Pública.

El contexto de la negociación

Las familias llegaron a eso de las 10:30 a Casa Presidencial el 5 de octubre y recibieron el pliego petitorio de la Alianza. Tiempo después el gobierno aceptó recibirlos con la condición de que solo entraran los dirigentes de los asentamientos nada más, sin ninguno de los asesores de la Alianza, aspecto que la organización campesina, en asamblea democrática, rechazó porque consideran que ellos tienen el derecho de llevar sus asesores, así como el gobierno tiene el derecho de llevar a quien quiera a esos espacios.

Debido a este desacuerdo las familias no desistieron de su lucha y acamparon frente a edificio presidencial durante toda la noche. Resulta importante resaltar la solidaridad de organizaciones comunales, sindicales y populares quienes apoyaron la movilización mediante su presencia, entrega de comida, ropa y diferentes formas de ayuda.

Al día siguiente, la dirigencia de la Alianza entró a la reunión con el gobierno y colocó como primer punto que para las próximas reuniones se permitiera ingresar a dos asesores escogidos por la agrupación campesina, aspecto que se aprobó entre las partes. Luego de varias horas de reunión, la sesión se levantó y en las afueras de Casa Presidencial se leyeron los acuerdos.

“Creemos que fue la movilización y la lucha la que hizo que esta primera jornada fuera exitosa. Ya sabemos que no podemos confiar en el gobierno ni en el INDER, por eso denunciamos que no dejaran entrar a los asesores. Estas instituciones gobiernan para los ricos y por eso consideramos que solo la lucha del pueblo nos puede dar el triunfo. Fue una jornada exitosa, pero sabemos que la lucha sigue, y agradecemos a las organizaciones que se hicieron presente y nos ayudaron”, explicó Anselmo Muñoz Morales, dirigente del asentamiento Los Llanos en Las Nubes de Escaleras, integrante de la Alianza Campesina.