Debate Nacionales Sindical

Deuda Pública: moratoria o suspensión, auditoría ciudadana o popular.Un debate con la ANEP

Desde el Partido de los Trabajadores venimos alertando desde hace más de 7 años sobre el endeudamiento creciente del país, y sobre como la única salida a la crisis fiscal es cuestionando el pago de la deuda pública.

Desde hace alrededor de 6 años la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), empezó a plantear el problema de la deuda, y hace algunos meses se sumó al cuestionamiento del pago de la deuda con importantes elaboraciones.

Desde el Partido de los Trabajadores nos parece muy progresivo y saludamos que la ANEP cuestione abiertamente el pago de la deuda pública, ya que son muy pocas las organizaciones sindicales que están en esa línea, y aún menos las organizaciones políticas. Sin embargo, en el marco de quienes estamos en el bando del cuestionamiento de la deuda, nos parece importante entablar un claro debate sobre cuál es la mejor estrategia a seguir. Desde el Partido de los Trabajadores hemos sostenido la “suspensión del pago y auditoría popular”, mientras que ANEP levanta la “moratoria del pago y auditoría ciudadana”.

A simple vista parecen muy similares las reivindicaciones, sin embargo, hay diferencias importantes que tienen su origen en una comprensión distinta de la raíz del problema, y que tienen sus consecuencias en cómo alcanzar el objetivo.

Auditoría ciudadana o popular

Coincidimos con la ANEP en que es necesario realizar una auditoría sobre la deuda pública. A nuestro entender esta auditoría debe servir, no solo para determinar con claridad quienes son los acreedores, sino además quienes se han enriquecido con esta deuda y aún más quienes son los culpables de que el país se haya tenido que endeudar. Es decir, determinar quiénes se han encargado de vaciar las arcas del Estado mediante la corrupción, la evasión y la elusión fiscal.

Sobre esta base determinar cuáles tramos de la deuda no se van a pagar, y cuales sí. Por ejemplo, gran parte de la deuda pública está en manos de quienes administran los fondos de pensiones de nosotros los trabajadores, sean públicos o privados. Inicialmente nos parce que es necesario pagar el dinero que fue prestado de estos fondos, pero cuestionando y dejando de pagar los tramos que irían a las ganancias de quienes los administran.

Este tipo de tareas no las puede realizar una auditoría ciudadana. Una auditoría de este tipo estaría integrada por representantes de toda la “ciudadanía”, desde organizaciones de los trabajadores como el PT o la ANEP, hasta organizaciones de la burguesía y los grandes empresarios como la UCCAEP. Nosotros creemos que los intereses de la clase trabajadora, los pequeños productores y pequeños empresarios no tienen nada que ver con los intereses de la gran burguesía. Estos últimos son los que se han enriquecido a costa del empobrecimiento del pueblo, y el interés de ellos es garantizar sus ganancias. Por esto para que la auditoría cumpla su cometido es necesario que sea desde las organizaciones del pueblo, una auditoría con representación de los trabajadores del sector público y privado, de los campesinos y pequeños productores, y de los pequeños empresarios.

Moratoria o suspensión del pago

De igual manera coincidimos con la ANEP que es imposible continuar pagando la deuda pública, y que por tanto es necesario tomar alguna medida que lleve a que no se realicen más pagos.

Sin embargo, existe una diferencia sustancial entre la moratoria que propone la ANEP y la suspensión que proponemos desde el PT. La moratoria es un acuerdo bilateral, es decir es una medida en que el Estado junto con los acreedores se ponen de acuerdo para renegociar los plazos e intereses de la deuda, pero no cuestiona necesariamente el pago, y además está sujeta a la aceptación de los acreedores.

Desde el Partido de los Trabajadores tenemos muy claro que los culpables del déficit fiscal no son los trabajadores del sector público, sino más bien el gran capital. Es decir, los grandes empresarios que se han beneficiado con exenciones fiscales, elusión y evasión impune, además de grandes negocios corruptos. Muchos de estos se benefician con el pago de la deuda pública, sea directamente como acreedores o indirectamente con las deudas de los fondos de pensiones y el cobro por su administración y comisiones.

No podemos pretender un acuerdo beneficioso con un enemigo que nos tiene contra las cuerdas y cuenta con todo el Estado a su favor para defender sus intereses. Por esto nos parece que la moratoria es una ilusión, y la única medida posible es la suspensión del pago, que a diferencia de la moratoria es una decisión unilateral, con el beneplácito o no de los acreedores.

La lucha es el único camino

Desde el Partido de los Trabajadores creemos es necesario tener claro que esta es una pelea de la clase trabajadora y el pueblo contra la gran burguesía, contra los grandes empresarios que son quienes dirigen y controlan los gobiernos y el Estado en su conjunto. Esta perspectiva es fundamental para determinar con claridad no solo las tareas para que no sea la clase trabajadora y el pueblo quien pague la deuda pública, sino sobre cuál es la ruta para conquistar esas medidas.

No tenemos dudas en que ahora que se acercan las elecciones vendrán todos los partidos políticos a prometer que salvarán al país de la crisis fiscal. Sin embargo, no es en las elecciones que debemos depositar nuestra esperanza, ni tampoco en mesas de diálogo tramposas, sino en nuestras propias fuerzas y en la lucha en las calles.

Una solución a la crisis fiscal y a la crisis económica del país para que la paguen los grandes ricos solo será posible unificando el poder de la movilización del pueblo, demostrado con la fuerza del sector público en el 2018, la de los pequeños productores en el 2020 y la de los trabajadores del sector privado, que aún está por verse y no tenemos duda que será la más grande de todas.


En el 2019 desde el Partido de los Trabajadores elaboramos un folleto que explica el problema de la deuda pública. Sin bien las tendencias se han intensificado y las cifras magnificado, el análisis y conclusiones continúa vigente.

Lea el folleto aquí: https://socialismohoy.com/bodega/2019/08/NO-AL-PAGO-DE-LA-DEUDA-Partido-de-los-Trabajadores-2019.pdf