Editorial

¡En el PT lanzamos la campaña electoral!

Con gran orgullo comenzamos el proceso de campaña electoral. Fueron alrededor de doce meses de trabajo arduo para lograr la renovación de nuestra inscripción como partido a escala nacional. Con alrededor de 570 personas que dieron su aprobación formando parte de las estructuras formales del partido, logramos culminar el proceso en el mes de octubre inscribiendo las candidaturas del Partido de los Trabajadores.

Y es que nos llena de mucha satisfacción poder presentar en la palestra electoral una opción verdaderamente socialista y revolucionaria, que no sólo refleja las necesidades de la clase trabajadora mediante las candidaturas, sino que también presenta un programa electoral con medidas concretas y salidas reales a las necesidades más sentidas de la clase trabajadora en medio de la peor crisis económica que hemos vivido en la época reciente.

No está de más recordar que la pandemia trajo consigo mayor pobreza y desempleo, recrudeció nuestras condiciones de vida. Los datos no mienten, para el 2021 la pobreza alcanzó el 23%, el desempleo 16% y los salarios cayeron por los suelos. Y como si fuera poco el gobierno ha mantenido los privilegios a los grandes empresarios, viene recortando aún más los derechos laborales de cada persona trabajadora, y todo esto para cumplir con el pago de la deuda pública, mantener los tratados de libre comercio, sostener la participación en la OCDE y continuar con los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional (FMI), garantizando así mayor miseria para las amplias mayorías.

Ante esto, no podemos dejar de denunciar que la catástrofe capitalista ya venía desde antes y profundizó todos los problemas, y para alcanzar condiciones de vida dignas necesitamos de un cambio radical: ¡que sea la clase trabajadora la que gobierne!

Nuestra campaña es muy diferente a la de los otros partidos que se presentan en estas elecciones 2022, desde nuestras posiciones políticas hasta la manera cómo hacemos la campaña.

En el PT creemos firmemente que entrar a discutir sobre quién debe gobernar el país, pasa por denunciar en primera instancia el carácter antidemocrático que caracteriza las elecciones. Las elecciones tal y como están planteadas son una farsa, solo sirven para elegir a los representantes de los grandes empresarios y de sus partidos. Son los grandes empresarios organizados en la UCCAEP y las grandes empresas de comunicación quienes deciden quién gobernará el país. Por eso, además creemos y discutimos, que mediante las elecciones no se nos van a resolver nuestros problemas, que es únicamente mediante la lucha que podemos cambiar nuestras condiciones de vida.

Nuestra campaña se basa en la denuncia y la propuesta de medidas socialistas, acompañadas de un llamado a la rebelión, porque como decíamos anteriormente, ni los representantes de la burguesía o los partidos reformistas como el Frente Amplio, ni votar cada 4 años, resolverán los índices de desempleo, pobreza, falta de vivienda u oportunidades para la clase trabajadora. Únicamente la organización y la lucha de la clase trabajadora nacional y extranjera podrá derrotar a nuestro peor enemigo, el sistema capitalista, esto solamente pasará conquistando el poder político. Estas son las ideas que llevamos en la campaña electoral.

El PT se ha caracterizado por ser un partido que no sólo aparece cada cuatro años pidiendo un voto para ganar un puesto de elección popular. El PT ha acompañado todas las luchas que ha sido posible, ha dedicado todos sus esfuerzos a impulsar sindicatos en la empresa privada, combatiendo hombro a hombro con la clase trabajadora la terrible dictadura patronal que se vive en nuestro país, centralmente en el sector privado. Además, se ha caracterizado por discutir la necesidad de quitar a las burocracias sindicales que tanto daño le han hecho al sindicalismo del sector público. Ganemos o no una diputación, el PT continuará luchando con todos los sectores que resisten a los embates de la crisis y la miseria capitalista.

Nuestra campaña electoral se enfocará en esos sectores, iremos a cada puerta de fábrica, construcción o plantación que podamos a dialogar con la clase trabajadora, ya sea nacional o extranjera, porque para nuestro partido no hay diferencia. Nos dedicaremos a discutir en barrios, zonas de paso y en los medios de comunicación que le den oportunidad al único partido socialista revolucionario en las elecciones nacionales.

No queda más que invitar a la clase trabajadora, las mujeres, la juventud, a la población migrante, a la población LGBT, luchadores y luchadoras de territorios indígenas a contribuir en la campaña electoral del Partido de los Trabajadores, pero además les invitamos a ser parte de las filas de la única herramienta política coherente con el combate al sistema capitalista.

¡La única salida es la rebelión!