Nacionales

Eurobonos: más plata para la corrupta y usurera deuda

El pasado 13 de octubre de 2022 el gobierno de Chaves logró la aprobación de $6000 millones de eurobonos (colocación de deuda en el mercado financiero externo por los próximos cuatro años), dicho monto representa cerca de 4 billones de colones (aproximadamente el doble de todo el Presupuesto Nacional del 2023). La propuesta fue aprobada en la Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea con 5 votos a favor (PLN, Progreso Social, PUSC, Liberal Progresista y Nueva República) y 4 en contra, ahora pasa al plenario donde requiere de 38 votos.

El Frente Amplio representado por Sofía Guillen votó en contra del dictamen, pero como ella misma aclaró “no porque esté en contra de los eurobonos a priori”. Es decir, para el FA no hay ningún problema en respaldar medidas que hipotecan el país ante acreedores privados y organismos financieros internacionales. En los hechos, esta organización una vez más renuncia a levantar cualquier política opuesta a la deuda.

Este plan de endeudamiento logró su aprobación en Comisión tras varias reuniones- algunas incluso secretas- y la visita de la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) para “bendecir” la política de endeudamiento de Chaves.

Los fondos están destinados enteramente a la deuda, ya sea para pagar intereses o cambiar deuda interna por externa, cualquier ahorro que se genere debe destinarse a la misma deuda y no a inversión. Es decir, en un país con durísimos recortes y graves problemas que afectan a la clase trabajadora (calles, inundaciones, pobreza, desempleo, etc.) la prioridad para los próximos cuatro años es conseguir más plata para seguir manteniendo el negocio usurero y corrupto de la deuda.

En 2018 cuando se aprobó la reforma fiscal señalamos que esta no iba a resolver la crisis fiscal y de endeudamiento. Hoy este nuevo plan de hipotecas confirma que seguimos en un salto al vacío donde se sacrifican los intereses del pueblo trabajador en crisis, para beneficiar a los banqueros y grandes empresarios.

Desde el PT condenamos la actitud entreguista del gobierno y diputados, incluidos los del Frente Amplio, que siguen hipotecando el futuro sin plantear ninguna ruptura con la deuda. Afirmamos categóricamente que no hay futuro posible para la clase trabajadora manteniendo los pagos de la deuda que crecen y crecen.

Hacemos un llamado urgente a todas las organizaciones sindicales y populares afectadas por los duros recortes en educación, vivienda, cultura y demás inversión pública para organizar la resistencia a todos estos y discutir ampliamente un programa que enfrente la deuda en nombre de la cual se nos piden todos los sacrificios posibles.