Campesino Movimiento

Fuerza Pública realiza dos desalojos a familias campesinas en la zona norte

El Ministerio de Seguridad Pública realizó dos desalojos en Los Chiles el martes 23 de mayo: uno en el asentamiento La Guaria, ubicado en la comunidad de El Parque, y otro en Monteverde, localizado en el pueblo de Cristo Rey.

La Fuerza Pública desplegó un fuerte operativo que incluyó varios vehículos y una buseta llena de policías para entrar en los terrenos y destruir los cultivos de diferentes productos agrícolas con los cuales más de 250 familias se ganan su sustento diario, esto ante la enorme crisis económica que existe en el cantón.

“El presidente Rodrigo Chaves se comprometió en campaña a solucionar nuestra situación y hoy nos manda un desalojo. Esto es muy indignante, como nos destruyeron lo que tanto nos ha costado cultivar, aquí hay niños y adultos mayores y no les importó desalojarlos”, expresó Hugo Sandoval, del asentamiento La Guaria, integrado por 180 familias.

Las fincas están inscritas a nombre del terrateniente holandés Roderick Gustav Boer Westra, quien también se hizo acompañar de seguridad privada. En Monteverde estos agentes privados intimidaron a las familias, al lanzar disparos al aire mientras las personas campesinas se encontraban fuera del terreno.

«Nos detonaron disparos con escopetas, armas de alto calibre. No hubo heridos, pero es muy temeroso lo que se vivió», expresó una dirigente de Monteverde. En los dos asentamientos viven aproximadamente unas 250 familias desde finales de 2019.

Las fincas que estuvieron abandonadas por años han servido de refugio, fuente de trabajo, alimento y vivienda a centenares de personas de todas las edades, quienes han logrado sobrellevar la crisis económica provocada por la pandemia, el desempleo y la miseria que golpea con especial fuerza a las mujeres.

En los días posteriores a los desalojos, las familias decidieron volver a las tierras y retomar las labores agrícolas; pese a lo sucedido, la lucha continúa y se mantienen firmes con su exigencia principal: “tierra para quien la trabaja”.

Desde el Partido de los Trabajadores repudiamos estos desalojos que no solucionan nada la problemática económica y social de las familias campesinas. La policía, mediante la ejecución de dicha orden, demostró estar del lado de los ricos terratenientes y no de quienes luchan por tierra para vivir y trabajar. Por eso exigimos al INDER que inicie inmediatamente el proceso de compra de la finca para que sea repartida entre las familias campesinas.