Nacionales

Gobierno presenta proyecto para legalización de la marihuana recreativa

El gobierno de la República presentó un proyecto de ley para regular el uso, producción, distribución y consumo de la marihuana recreativa, sus actividades lucrativas, el pago de licencias e impuestos. Según el presidente Chaves, el consumo recreativo de esta sustancia es una realidad cada vez más común y conocida en Costa Rica, y su proyecto de ley tiene el objetivo de legalizar varias de las actividades vinculadas con su uso.

Ese proyecto de ley contempla asignar al Ministerio de Salud como autoridad reguladora de las actividades relacionadas a la marihuana recreativa, al cual se atribuye el otorgamiento de licencias para distintas actividades. Otro atributo del ministerio sería crear un registro estadístico de quiénes consumen cannabis para fumado, resguardando el anonimato y la privacidad conforme a la ley.

Otro de los elementos es la autorización de clubes sociales, cafeterías y autocultivo para el consumo, además de permitirse la producción y venta de productos derivados (comestibles, bebibles o fumables).

A pesar de las bondades de este proyecto, es importante señalar que la defensa que hace el gobierno del mismo viene acompañada de un discurso criminalizador y discriminante de la venta ilegal al por menor. Según Chaves, las personas que consumen recreativamente cannabis en la actualidad se exponen a la “violencia y al narcotráfico” y que incluso pueden ser “asaltados” en acto mismo de la compra.

Se trata de una declaración generalizadora, la cual desconoce que muchas de las personas dedicadas al tráfico de drogas lo hacen por necesidades económicas y se ven en la obligación de adentrarse en este mundo. Además, realizan sus ventas sin recurrir a la violencia y ni mucho menos a los asaltos.

Debemos exigir que este proyecto de ley proteja los derechos de quienes se han visto empujados a la venta ilegal del cannabis. A su vez, se deben contemplar opciones dignificadoras a esas personas para legalizar su actividad y garantizar el acceso a servicios del Estado para que la lleven a cabo de la mejor manera.

Asimismo, hay que estar alertas a la definición de los precios de las licencias y a otras condiciones puestas por el Ministerio de Salud para acceder a las licencias de producción, venta, para evitar que estas actividades sean cooptadas por el gran capital y las hagan inaccesibles a pequeños productores.