Campesino Movimiento

Gobierno sigue apostando por reprimir antes de buscar soluciones a campesinos

El pasado martes 24 de agosto, la Fuerza Pública ejecutó el desalojo #12 contra las familias que ocupan desde mediados de 2019 la Finca Monte Verde, localizada en Cristo Rey de Los Chiles en Alajuela.

Después de dos años de conflicto, ningún funcionario del INDER se ha acercado a las familias, pese a las cartas formales a la presidencia ejecutiva de esa institución para que intervenga y busque una solución.

Esa es la dinámica con por lo menos 8 procesos similares en diversas comunidades en ese mismo cantón, el gobierno posicionado en la defensa a ultranza de los intereses de los terratenientes extranjeros y bancos, mientras miles de personas deben enfrentar la única respuesta estatal hasta el momento: la represión policial y judicial.

La solución estructural es urgente.

Los Chiles es el cantón modelo al servicio del agronegocio, ya que en él se representa la búsqueda los empresarios y los diferentes gobiernos, de poner zonas enteras del país a producir masivamente productos enfocados a la agroexportación.

En este caso, la producción extensiva de piña, naranja y tubérculos, produce una enorme concentración de tierras en pocas manos, algunos miles de empleos que son enfocados a labores poco calificadas, donde los salarios no suben de 50 mil colones semanales desde hace muchos años, en sistemas de producción donde los agroquímicos destruyen la tierra y los cuerpos de los trabajadores.

Es por eso que las luchas por tierra de los últimos dos años en Los Chiles, representan la continuidad de otros procesos como el de Medio Queso o Achiotal, pero ahora reproduciéndoles de una forma mucho más masiva y con un claro cuestionamiento a la tenencia de la tierra por parte de unos pocos.

En el fondo, la lucha agraria en Los Chiles busca una redistribución de la tierra, construida desde abajo, desde la necesidad de tener lugares destinados para la vivienda y el cultivo de subsistencia, pero además poniendo sobre la mesa la necesidad de reformar la distribución del agro en el país, que buscar una forma en la que la producción de oriente a favorecer las necesidades de las familia trabajadoras en nuestro país,  y que evite la destrucción de la naturaleza al ritmo y en la forma en que se hace actualmente.

Urge fortalecer la Alianza Campesina

Las y los militantes del Partido de los Trabajadores, hemos impulsado en el último año la conformación de la Alianza Campesina, como organismo de coordinación de los distintos procesos de lucha que se están desarrollando en la zona.

Esa organización desde el inicio ha sido bombardeada por el INDER, las Municipalidad de Los Chiles, la Cámara de Ganaderos y Piñeros, y hasta de la Fiscalía de Los Chiles, pero a pesar de eso, sigue siendo una herramienta fundamental para que los cientos de familias que están luchando por el mismo objetivo, pero en distintas comunidades, puedan coordinar y orientar la lucha para que el gobierno resuelva los conflictos a favor de quienes necesitan las tierras para vivir y trabajar.

Ese proceso debe ser acompañado por las distintas organizaciones sociales del país, que deben acatar los distintos llamados que se han hecho para no solo acompañar las denuncias de la represión y la persecución de quienes luchan, si no también profundizar la denuncia al gobierno por la inoperancia y la poca importancia que le da dado las disputas de tierra en la zona norte.