Nacionales

La falsa legalización de la marihuana

El jueves 21 de octubre fue aprobado en segundo debate el expediente 21388: Proyecto de ley sobre cannabis terapéutico y medicinal y del cáñamo industrial y alimentario.

Decididamente desde el PT apoyamos la legalización del cannabis, pero este proyecto de ley nos parece que es insuficiente y que está al servicio de los grandes empresarios.

Legalización para algunos.

Primero debemos hablar de qué se está legalizando. Se están legalizando las medianas y grandes plantaciones de cannabis y de cáñamo. Con fines médicos y terapéuticos en el caso del cannabis y usos industriales y alimenticios en el caso del cáñamo. El uso y autocultivo con fines recreativos no están dentro de este proyecto de Ley, aunque sí lo está el autocultivo con fines medicinales.

A pesar de que existen licencias para pequeñas empresas, la cantidad de requisitos que deben cumplir para poder optar por la misma, hace que la competencia por las licencias sea desigual con respecto de los grandes productores, quienes incluso pueden operar bajo el régimen de Zona Franca si se trata de la industrialización de productos. Dado que las licencias serán contadas, el acceso a estas probablemente estará al alcance de sólo unos pocos.

Más represión

Plantar en casa con fines recreativos seguirá siendo ilegal. Mientras al abogado Mario Cerdas lo condenan a 8 años de cárcel, se da carta verde para que el agronegocio inicie un nuevo monocultivo extensivo. El caso del abogado es ejemplificante, ya que este proyecto de ley regula el marco legal de la producción y transformaciones del cannabis, cualquier otra utilización de este producto por fuera de la ley recibirá sanciones.

Eso quiere decir que una persona que siembra cannabis para uso medicinal, que no recibió el permiso de la caja para hacerlo, recibirá el mismo castigo que una persona que siembra con fines recreativos. Estas personas serán en general, tratadas como narcotraficantes. En ese sentido, la ley es un retroceso. No le hará nada al narcotráfico, ya que seguirá existiendo un mercado ilegal por el cannabis recreativo.

Además de las sanciones que ya existen, por poseer, transportar o cultivar marihuana o cualquiera de sus derivados, se plantean sanciones que van desde 1 a 80 salarios base. Así que cuando antes si un consumidor era detenido con posesión de marihuana, sólo procedía un decomiso, ahora puede proceder una multa.

Por una verdadera legalización

Desde el Partido de los Trabajadores defendemos una legalización de la marihuana con fines recreativos y terapéuticos. Esta es la única forma en que realmente se puede acabar con el narco y garantizar un producto seguro y de calidad para los consumidores. Además de la legalización, proponemos una amplia campaña de educación y concientización sobre el consumo responsable de sustancias y disminución de riesgos.