Internacionales

Por el triunfo de la resistencia obrera ucraniana: nuestras diferencias con las posiciones pacifistas

Ya se cumplió más de un mes de la invasión rusa y el pueblo ucraniano resiste de forma heroica. Desde el Partido de los Trabajadores y la LIT venimos levantando una campaña de solidaridad con la clase trabajadora y el pueblo ucraniano, mediante comunicados, videos y recolección de dinero para la resistencia. En el transcurso de la misma muchos compañeros nos preguntan ¿qué puede contribuir un pronunciamiento o recursos económicos de un país tan lejano como Costa Rica para esa importante lucha avance?

¿Por qué decimos que no cabe una posición neutral o pacifista ante esta guerra?

En la actualidad, un sector importante de la población mundial se pronuncia a favor de Ucrania, pero desde posiciones pacifistas: defienden el no a la guerra, plantean que la paz es la solución y en el fondo hasta defienden la necesidad de una salida al conflicto mediante el diálogo.

Primero que nada, debemos decir que respetamos profundamente ese sentimiento antibélico en el sentido de que los conflictos como este genera miles de muertes entre las filas de la clase trabajadora. Es un sentimiento hasta lógico y entendible por parte de millones de trabajadores y sectores populares que ven con horror las nefastas consecuencias de la decadencia capitalista en el terreno armado. También existen muchos sectores que comprenden el “no a la guerra” como una forma de expresar el repudio a la invasión de Putin, entendiendo ese rechazo como un rechazo a la invasión y una exigencia de que esta retroceda.

Queremos establecer un diálogo con todos esos compañeros que parten de un justo sentimiento, el cual hasta podemos compartir en general, para comprender que en el actual estado de un conflicto concreto desatado, el repudio a los horrores de la guerra y a la invasión de las tropas rusas contra Ucrania, necesita en primer lugar de una ubicación clara del lado que está siendo atacado por una nación opresora, y una intervención que claramente se coloque por la derrota de los invasores, como única posibilidad de terminar con el flagelo.

La ideología del pacifismo, el no a la guerra o de la neutralidad nos parece que es equivocada para que la lucha avance. No se trata de cualquier guerra: Ucrania es un pueblo históricamente oprimido que está defendiéndose de una agresión sistemática y brutal contra su territorio por parte de una nación opresora como Rusia, armada hasta los dientes como pocos ejércitos en el mundo. La posición nuestra como revolucionarios es apoyar decididamente al pueblo oprimido, con total independencia del gobierno y las Fuerzas Armadas de ese país.

Estas posturas pacifistas lo que hacen es dejar el camino libre para que el ejército ruso siga masacrando a la población. Además, le da un tremendo espacio para que se impongan salidas negociadas o humanitarias de la OTAN que tanto le gustan al imperialismo gringo y europeo, las cuales apuntan a la desmovilización.

Afirmar que estamos a favor del pueblo ucraniano no es suficiente, no basta con adoptar una posición correcta. Estamos decididamente por la derrota militar del país opresor, y eso significa impulsar la lucha de diferentes maneras.

Nuestra postura se vincula, en primer lugar, con la solidaridad internacional. La clase trabajadora es una sola en todo el mundo, los diferentes gobiernos capitalistas imponen sus intereses económicos y además reprimen a los que luchan, tal y como sucede en Ucrania, por eso es que la solidaridad, en sus diferentes formas, sin duda es una tarea fundamental para fortalecer la lucha.

De ello se desprende que los partidos de la LIT, de la cual el Partido de los Trabajadores es integrante, nos hemos dado a la tarea de divulgar nuestra postura entre las organizaciones de la clase, proponer la grabación de videos, escribir pronunciamientos, carteles de apoyo en redes sociales, entre otras iniciativas para fortalecer la lucha.

A su vez, estamos por la derrota militar de Rusia y para eso proponemos exigir armas para la resistencia; nuestra campaña de recolección de dinero va en el sentido de contribuir de forma material a esta tarea. Los recursos provenientes de los trabajadores será para financiar la resistencia obrera y popular que llevan a cabo sindicatos como el de metalúrgicos de Kiryov Rog. Por eso llevamos a cabo esta amplia campaña de solidaridad como único camino para la victoria del pueblo ucraniano.