Nacionales

Vía rápida a la jornada 4-3: el gobierno contra el pueblo

Recientemente el presidente Rodrigo Chaves anunció que impulsaría que la ley de la jornada 4-3 se tramitara en “vía rápida”. Esta medida sería en respuesta al supuesto “bloqueo” al proyecto que habría hecho el Frente Amplio al presentar casi 400 mociones.

La vía rápida consiste en poner una fecha límite a la votación del proyecto, y con esto se limita la discusión de las mociones.

En otras notas hemos ahondado sobre como la Ley 4-3 es un proyecto que viene a atacar las condiciones de la clase trabajadora, legalizando la jornada de 12 horas durante cuatro días con un día de descanso y dos días que se podrían trabajar o no, dependiendo de la voluntad del patrono.

¿Para quién gobierna Rodrigo Chaves?

Muchas compañeras y compañeros tienen ilusión en el gobierno de Rodrigo Chaves, esto es comprensible en la medida en que se presenta como algo “nuevo” frente al desastre que han sido los gobiernos del PAC y el PLN en los últimos 16 años. Este sentimiento es alimentado por algunas medidas del gobierno como enfrentar a algunos medios de comunicación, los millonarios alquileres o promesas con el costo de vida. Desde el PT hemos dicho que estas medidas que parecen “concesiones” realmente las hace para poder aplicar su verdadero plan que es el plan de los grandes empresarios que son quienes gobernaban detrás del PLN, del PAC y ahora detrás de Chaves.

El proyecto de ley de jornadas 4-3 es una de las principales reivindicaciones de los grandes empresarios aglutinados en la UCCAEP, tienen muchos años de estarla exigiendo, y ahora el presidente quiere hacer todo lo posible para aprobarla. Esta es una muestra clara de que la agenda del gobierno está determinada por los intereses de los grandes empresarios, como lo ha sido siempre y como lo seguirá siendo mientras no seamos los trabajadores quienes gobernemos directamente.

La Asamblea Legislativa, una institución vendida

El progresismo hoy representado por el Frente Amplio nos vende la idea de que la democracia es la salida a nuestros problemas, y que es con los votos que vamos a cambiar la vida, este proyecto de ley demuestra que eso es una farsa. Es el dinero el que pone a la gran mayoría de los diputados, y estos responden a sus “patrocinadores” que son los grandes empresarios y banqueros. Es por esto que de la Asamblea Legislativa nunca va a salir un proyecto que beneficie a la clase trabajadora, solo ataques van a venir de ahí. La única forma de conseguir conquistas es por medio de la movilización y la lucha, que obligue a los diputados a actuar contra los intereses que representan y a otorgar concesiones al pueblo. Pero aún esas conquistas se perderán más temprano que tarde, como hoy estamos a punto de perder la jornada de 8 horas.

La única forma en que los derechos de la clase trabajadora se van a garantizar es si nos organizamos para luchar, no solo por conquistas, sino por la toma del poder. Quitando del poder a los grandes empresarios y asumiendo los trabajadores directamente el control del Estado, para ponerlo al servicio de nuestras necesidades.